jueves, 5 de diciembre de 2013

Lo escucho rugir

¡Más videos!
Le he agarrado cariño a Mumford and sons, supongo que por mi extraña afición a las guitarritas de todo tipo, y como hemos decidido dedicar gran parte de nuestra naturaleza obsesiva y compulsiva a todo lo que sea CdHyF, creo que también pondremos todos los videos que encontremos y que nos gusten.





Y hoy le dedicamos el día a los Lannister, por una razón:  Hace rato, cuando compraba una cama nueva para mi perro, Fortunato ( el callejerito por el que me fui de mi casa una temporada hace unos meses pero que gracias a la bondad de Dios logré que mis padres aceptaran con la condición de que viviera en el patio) porque hubo que deshacernos de las otras por aquello de la sarna de Luke Skywalker, el maltés carísimo que compró mi hermana en su cumpleaños por razones de amor a primera vista, escogí el colchón color rojo y dorado por la única y sencilla razón de ser muy Lannister. Me pareció apropiado para mi gran mestizo color beige, casi dorado. Dorado como Lannister! Eso fue lo que pensé. El vendedor me explicaba algo sobre la tela, que era muy resistente por esto y aquello, pero yo ya me había decidido por la única razón de que era una camita Lannister. No le tengo afecto a la familia, pero me gustaría ver a Tyrion como señor de la Roca Casterly. Claro, también me gustaría que legitimaran a Gendry, le dieran Bastión de Tormentas y se casara con Arya, pero como nada de eso va a suceder: compré la cama.

Y Fortunato toma el sol en su colchón Lannister, al menos hasta que Mina (Guillermina Nymeria de la Tormenta) y él la destruyan, como ha pasado con las últimas siete camas que les he comprado.
Mientras tanto, es un Lannister.

No hay comentarios:

Publicar un comentario