martes, 14 de enero de 2014

La doncella tímida

No hace mucho tiempo, una discusión incómoda sobre religión con un español que vivía en Irlanda pero vacacionaba en Jordania, se terminó abruptamente por obra y gracia del juego de tronos. De repente la incomodidad murió cuando de un salto el sujeto plantó los pies en la arena y me dijo "¿pero qué le han hecho a Jon?". Respondí: "No puede morir, es Azor Ahai". Espero que nos haya perdonado los cinco dinares que lo hicimos dejar de propina en un restaurante. Él nos explicaba que "en España no se usa". Qué cosa tan rara. ¿No es exponerse mucho a los escupitajos en la comida?

Terminé Danza de Dragones, sí, otra vez, aunque la primera vez lo leí en inglés y por eso no pesqué varias cosas. Estaba muy desesperada, necesitaba saber qué seguía y cuando lo compré todavía no la habían traducido. ¿Y Tyrion, Jon, Arya? Los favoritos, claro. No había reparado, por ejemplo, en la forma en que Jaime Lannister se va con Brienne rumbo a las tierras de los ríos o en la llegada del banquero Bravoosi al campamento de Stannis. Bolton no puede haber matado a Stannis, sabe que la espada es falsa, pero no pudo haberlo matado. ¿O sí?
¿Será posible que muera Stannis?
 No, si hubieran capturado a Satnnis ya tendría a Theon y a Jeyne, la falsa Arya. Esos siguen perdidos. ¿Será posible? Eso es lo peor del asunto, todo es posible. Tan posible como que Jon esté efectiva y totalmente muerto, dando al traste con la teoría de  que Jon, como hijo de Rhaegar y Lyanna, es la reencarnación de Azor Ahai. 
Melisandre dice que la va a necesitar, y por eso se queda en el Muro, también le advierte de los cuchillos, pero como en toda buena visión, él sigue adelante. Ahora, por qué nos gusta esta teoría y por qué sería la necesaria la muerte de Jon: sencillo, los votos de a guardia de la noche dicen claramente "Hasta mi muerte". Jon no puede renegar de los votos que hizo ante el arciano y los dioses del norte y pretender convertirse en el rey del norte. Como Enrique IV de Navarra, el hugonote que se convirtió al catolicismo para ser rey de Francia: "Paris bien vale una misa". Yo asumo que no se puede gobernar una tierra sin sus respectivos dioses, no por nada los romanos invitaban a los dioses de cada ciudad a abandonarla y unírseles antes de atacarla.
¡Más respeto, muchachos, más respeto!
Jon tiene que ser liberado de sus votos y para eso debe morir, claro, es conveniente que haya un sacerdote rojo en las cercanías para revivirlo, nomás hay que preguntarle a la Dama Corazóndepiedra. 
Pero... ¿y qué tal que no?
Nótese la angustia. ¿Cómo que no? Jon no puede estar muerto, si de verdad está muerto no habrá importado que fuera hijo de Rhaegar y Lyanna, o de Ned y la hija del pescador o de Ned y Ashara Dayne, no importaría. Y allá va la interpretación del nacimiento de Jon en la torre de la alegría (o del gozo, como quieran traducirlo) durante la batalla en la que murieron todos menos Ned y Howland Reed. Las lágrimas darían la sal y el fuego de la batalla daría el humo. Las estrellas sangrantes son señal de la llegada de los ejércitos del Otro. ¡El libro se llama "Canción de Hielo y Fuego, por el amor de Cristo"! También hay quien dice que renacimiento de Jon es cuando lo apuñalan y que el humo que sale de las heridas y la sal en las lágrimas de Marsh completan la profecía. Vaya usté a saber.

Cerramos el libro y nos empecinamos en nuestras locas teoría y los deseos de nuestro negro y amargadito corazón. Jon no puede morir. ¿Por qué?
¡Porque no quiero!
Y precisamente por eso puede morir, igual que cualquiera, igual que murió Robb y Ned.  En ese caso tendríamos que creer que es Daenery, lo que me parece de lo más chocante después de lo molesta e irritante que se volvió después de TdE. Tendría que ser ella porque si fuera Victarion, estamos jodidos y si fuera Stannis, de acuerdo con lo que dice Ramsay (que no es de fiar, pero es la única información que tenemos), también estamos jodidos y si fuera Aegon, porque en algún extraño momento resulta que no es un farsante después de todo, estamos molestos por haber esperado tanto libro para presentarlo, aunque sería mejor a que fuera Rhaegar, en cuyo caso, estaría definitivamente jodidos. Recordemos que el príncipe prometido se supone que llegaría al mundo en la descendencia del rey Aegon V (creo) y hasta Rhaegar creyó que podía ser él o su hijo, pero si así fuera entonces todo Poniente está doblemente jodido y Robert asesinó a todo el mundo en el Tridente.
¿Ven el porqué de tanta consternación?
Qué forma de acabar con el mundo. Eso es lo que no entiendo del buen señor GRRM. ¿Por qué crear un mundo tan grande y tan complejo, poblarlo con personas que tú mismo diste a luz, con sus respectivas curiosidades, características, blasones, asentamientos, orígenes, etc... sólo para matarlos a todos después. Usaría la palabra "idiosincracias", pero me quedé traumada desde que el señor jurado de mi tesis me dijo que usar esa palabra "era chafa", con todo y que el señor DIOSDEHISTORIADELACIENCIA haya dicho después que el no trabajaría con el jurado repelón que me despreció la palabrita porque era "muy conflictivo". 
Se me hace extraño. Entiendo el método de matar al que parece el protagonista antes de la primera media hora, funcionó con Psycho y después con Scream, pero no en un libro de semejantes proporciones.
De cualquier forma, hace ratito, me preguntaba cuál era el punto de leer libros que no llevan a ningún lado al final.  
Es como caminar en Pompeya. Si planea destruirlo todo, bien podría haber empezado por narrar el día en que los Otros acaben con todo Poeniente o en el peor de los casos, cuando se extingan todos los Baratheon, los Stark, los Targaryen, vaya, todo mundo, para escribir la historia de sus casas desde la llegada de los ándalos y los primeros hombres hasta la de los otros.  Si sabes cómo termina, empieza por ahí. Así duele menos.
Insisto,es como caminar en Pompeya, empiezas por enterarte de la explosión del volcan y tu cabecita infantil hace memoria de los documentales del Discovery Channel y la miniserie que pasaban en el 22 o en el 11, cuando era más joven, en la que una esclava ciega era salvada por el gladiador liberto que había estado enamorado de ella todo el tiempo que ella suspiraba  por otro sujeto millonario que a su vez amaba a otra dama que un malvado sacerdote de Isis se quería robar.  Una explosión, todos mueren, pocos se salvan. Al menos hasta que caminas por ahí, te escandalizas con la cantidad de burdeles que hay (35 burdeles contra 25 panaderias, creo, ya no lo recuerdo bien), pero mi escándalo al darme cuenta que estaba parada frente a la puerta de uno le dio risa hasta al guía que en el micrófono dijo "signora, parece ansiosa". ¿Signora? No, signorina, aunque le cueste más trabajo. Favor de no confundir. A mí no se me hace divertida la idea de pararme en un burdel antiguo, como a la señora que hasta se sacó una foto sobre la cama de piedra de uno. ¿Acaso no pueden sentir la huella de la brutalidad y la desesperación? Esas cosas se quedan grabadas en los muros, las pinturas y las piedras. No es divertido. Y es menos divertido cuando te paras frente a los moldes de yeso que hicieron de los cuerpos petrificados de un perro, un joven de 15 años que se tapa la boca y la jovencita embarazada que murió boca abajo con una mano en el vientre.
Caray, tengo cólico.
Mis hijos son mis perros, mis perros son mis hijos. Rito era mi corazón ¿Saben por qué tengo estos dolores de entraña tan espantosos? Porque tengo el vientre muerto. No me sorprendería ser estéril y no hizo falta ninguna Maeggi para lograrlo.
Necesito un té de orégano.

Aunque sean moldes, es la forma de un perrito en agonía. Y es todavía peor, cuando la misma señora que se saca fotos en las camas de piedra aparece y te cuenta que a esas figuras se refieren los de la película que yo creí que todavía no había salido. Sin necesidad de pedirlo nos contó el trágico final y todas las intenciones de verla se apagan con la noticia. Todos mueren.
¿No podían mentirnos, como en Los últimos días de Pompeya? La miniserie, no el libro, en el libro muere más gente. 
Supongo que hubiera sido más decepcionante no saber cómo terminaba y salir chillando tan pronto muriera el gladiador que regresó para salvar a su novia y al bebé.

Todos mueren.

Y en San Pedro notaba que yo sigo viva. Rito está muerto y yo sigo aquí, sin estar segura de la razón. No sé qué hago en verdad y por más que recé sigo sin saberlo. Salir de Pompeya fue extraño. ¿Cómo sales a paso apresurado de un lugar que habías querido ver toda tu vida? Ya que lo viste, ya que vas terminando con tu bucket list. ¿Qué hace falta?
Por lo pronto la cuarta temporada de Juego de Tronos que empieza el 2 de abril y si GRRM es bueno, el siguiente libro en el 2015. Un años más, un año menos. De repente el tiempo deja de tener significado. Yo tendré 30, 31, 32... indefinidamente. Daría lo mismo tener 30 o 50. 
A lo mejor ya tengo mil, eso explicaría el dolor de espalda y los cada vez más frecuentes espasmos en el pecho, pero no voy a morir, viviré un día más, otro año más, otra vida más. Al menos será más que cualquiera de los pobres desgraciados que habitan el Poniente, seguro.
Mrs. Weston se casa el sábado y yo me voy a la playa para hacerla de dama de honor desde el jueves, puede que Jane vaya o que me deje plantada. Uno ya nunca sabe.
No hay madres y al final todos mueren.

Debería estar limpiando sacando zapatos y empacando fajas, o al menos debería ir a hacerme manicure y pedicure, ir a que me arreglen los aretes que compré en un museo y que por alguna extraña razón me vendieron rotos o se rompieron en el camino, pero no, me siento aquí a pensar en el tiempo y en cuántas muertes más nos faltan antes de que los Otros avancen hacia el sur. Es decir, en nada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario