viernes, 28 de febrero de 2014

¡Ay Dick!


A quienes llevan una vida retirada, ya sea por necesidad o por gusto y no se interesan por los asuntos de sus vecinos, los asalta siempre cierta desazón si se enteran por casualidad de que éstos murmuran sobre ellos. Es como si una persona dormida se encontrara al despertar rodeada de un círculo de desconocidos que la miran fijamente.

Canta la hierba, Doris Lessing

Escaleras

Se acabó Canta la hierba.  Se acabó mientras estaba subida en el aparto ese de las escaleras al que sólo me subí creyendo que tenía conexión para conectar mi iPod sin saber que no servía. De repente la maquinita anunció algo así como "entrenamiento terminado" y me sorprendí de haber aguantado veinte minutos, pero considerando que Mary y Moses desarrollaban una extraña relación que eventualmente llevó a un asesinato que no termino de comprender no es tan raro que se fuera el tiempo. De hecho, creo que me aventé otra hora en la otra maquinita extraña en las que andas como en patines y que está convenientemente cerca de la televisión, pero para variar estaba otro de los miles de capítulos repetidos de Friends con la cada vez más insoportable Jennifer Aniston y me vi obligada a repasar qué diablos pasó con Mary y Moses y cómo fue que pasó todo. ¿Qué pasó? ¿Tenemos pruebas de que la extraña dependencia que desarrolló Mary por el nativo al que anteriormente había golpeado con el látigo terminara en la relación que Marston supone que tiene? Sabemos que vio cómo Moses la vestía por la ventana, pero considerando el estado de Mary, podríamos suponer que simplemente le era imposible hasta ponerse el vestido? Ay, pero está el asunto de la obsesión y lo que dice la misma Mary que comenzó cuando él se estaba bañando y después él quería irse y ella lloró... ¡y cuánta confusión! Increible.
¡Mary y Moses! ¡Y la mató cuando estaba a punto de irse! 

Eso es, estoy aturdida. Claro, nos encantan los libros que nos dejan aturdidos, pero ese no es el punto. Esto fue como una especie de Corazón de las tinieblas en versión doméstica. Qué cosa. Lo mejor es que el libro me costó 60 pesos en las librerías de Donceles. 

Quiero hacer una pausa para que todos extendamos una oración y agradezcamos al Señor nuestro Dios por las librerías de viejo de Donceles.

Gracias.

Como les decía. Llegué a las once y salí a la una, sospecho que hice ejercicio porque la toallita que tenía en el cuello terminó empapada pero ni sufrí tanto, y alrededor de la una, cuando Moses ya se había decidido a esperar a sus perseguidores sobre el hormiguero descubrí que ya no tenía nada más qué hacer ahí. Se acabó el libro, tomé agua y me fui. Empiezo a creer que toda la excusa de ir al gimnasio es un método para poder leer a gusto sin sentirme ociosa. ¿Les ha atacado la culpa del lector ocioso? Es horrenda. Pasa cuando se pasan horas del día enfrascado en algún libro que no tiene mayor beneficio que extraerlo a uno de la deprimente realidad para ocuparlo con la deprimente realidad de algún personaje ficticio. Debería estar haciendo otra cosa, debería estar leyendo alguna de esas cosas que se supone que me expliquen cómo diablos debe abordarse el problema de la historia de algo a partir de marcos teóricos propios y no importados... o algo así, pero no quiero.
Los días son cada vez más calurosos, se acerca el día de la conferencia, no me he molestado en arreglar mi laptop para descubrir cómo diablos le haré para hablarle a esas personas desde la comodidad de mi casa, tal vez mi cubil canino, para sentirme más segura, pero hoy en la mañana me enteré de que el perrito con el hueso de la patita de fuera al que rescataron en mi asilo consentido no lo logró. Pobrecillo, después de dos operaciones no lo logró, a pesar de todos los esfuerzos de la protectora. Es como ese episodio de los Simpson en el que Lisa está deprimida, la medican y de pronto hay una carita feliz sobre cada indigente, Barney vomitando cerveza, y un montón de cosas más. Yo me he tomado religiosamente mi prozac y mi alprazolam, y aunque hacen el día soportable y puedo dormir en las noche, todavía no veo las caritas felices, por eso mejor nos perdemos en historias desoladoras y otros proyectos estériles... como por ejemplo mi pequeño mueble guardaespacio de inspiración steampunk. 

Verán, si de todas formas me tengo que bañar todos los días (bueno, al menos un día sí y otro no), al menos quisiera tener algo interesante y divertido en el baño. ¿Para qué un simple portatoallas cuando puedes sentirte en un libro de Julio Verne? Sólo necesito vagar un poco por home depot y dejar que las piezas de plomería el cortatubos y la pintura hagan su magia.

¡Nautilus, ahí te voy!

domingo, 23 de febrero de 2014

Las cochinas dudas

Hace ratito, cuando apenas amanecía, caminaba por el jardín con el recogedor de popó en la mano, buscando los depósito de felicidad que hubiera dejado Fortunato escondidos entre los arbolitos incipientes que marcan la tumba de Rito cuando de repente, pensé:

¿Y si el Dosh Khaleen se refería a Daenerys cuando profetizó la llegada del semental que montará al mundo? Tal vez la profecía del semental coincide con la del príncipe prometido, con el renacimiento de Azor Ahai. ¿Y si en verdad fuera Daenerys? Claro, el usar el término "príncipe" o "semental" sería un error de traducción, los dothraki no tienen gran opinión de las mujeres, pero...
¡NO! 
No puedo pensar en eso, me niego, aunque sea probable que al final Daenerys gane porque aceptémoslo, tiene dragones, prefiero ver al campeón de R'hllor en Jon o en Stannis, que admito que no le veo muchas posibilidad a Stannis y prefiero apoyar la otra opción considerando que Melisandre reza por visiones del renacido Azor Ahai en el fuego y lo único que le muestran es "Nieve", nótese como se usa una mayúscula lo que nos hace pensar que se refiere a Jon, no a la nieve en sí y todo el asunto del invierno. Por otro lado, después de que sus propios hermanos de la guardia lo acuchillaran macabramente necesitamos que alguien lo reviva y quién si no la mujer roja que se quedó en el Muro por una razón. ¿Daenerys? ¡No! Éramos tan fans y de repente se volvió loca.
Ay, pero se supone que el príncipe prometido sería un descendiente de Aegon V. Eso sólo nos deja a Daenerys y si creemos en la teoría de J+L=J tal vez a Jon, ¿pero Stannis? Yo apoyo su legítimo derecho al trono, el Rey Robert lo tomó justamente y le corresponde a su hermano a falta de hijos legítimos no-piscópatas y no-güeros, pero no lo veo muy probable. Ah, también está el supuesto Aegon/Griff, pero no termina de convencerme. ¿Daenerys en el trono? ¿sería tan insoportable como Daenerys como reina de Meereen? No, no queremos pensar en lo peor.

Y lo pensó una persona que tuvo que hacer tres viajes al bote de basura con la gigantesca carga de popo que depositan mis perros en el jardín. 

viernes, 21 de febrero de 2014

Faldas infantiles

A últimas fechas he decidido ir al gimnasio con la esperanza de controlar la ansiedad y debo admitir que es terapéutico.


Me paso como media hora en la maquinita chistosa que se supone que mueve todo y otra hora en la caminadora.
 ¿Por qué no aprovechar y hacer una rutina establecida por alguno de los entrenadores del lugar? Sencillo, amigos míos, no hacemos eso porque realmente nos interesa un carajo estar en forma, pero leer mientras caminas sin miedo a tropezarte o caerte en una coladera es mucho mejor que leer en la cama o sentada en el escritorio jorobándome. Y en eso estaba hoy cuando descubrí algo sobre el libro de la señora Doris Lessing, Canta la hierba. Cuando llegué más o menos a la página 106 tomé una decisión:

¡Me da gusto que estés muerta Mary Turner!

Y lo digo después de ver la persona tan horrible en la que se convierte después de casarse, que no es que esté culpando al pobre Dick de lo horrible que se porta su mujer con los nativos (¡SON SERES HUMANOS, PERRA! Sin mencionar que tienen más derechos a la tierra que tú y toda tu raza de blancos arribistas y explotadores), pero no cabe duda que antes de casarse era un personaje mucho más simpático, en algunas partes hasta era fácil identificarse la apacible soledad y monotonía en la que vivía su vida en la ciudad. Mire usted:

"Llegó a los treinta años sin que nada cambiara. El día en que los cumplió experimentó una vaga sensación de sorpresa exenta de desazón -- puesto que no notaba diferencia alguna-- al constatar lo deprisa que transcurrían los años. ¡Treinta! La juzgaba una edad respetable, pero muy impropio de ella. Tal vez por eso no celebró el cumpleaños, que relegó al olvido. Casi la indignaba que le sucediese semejante cosa, porque no se diferenciaba en absoluto de la Mary de los dieciséis años. " 

Doris Lessing, Canta la hierba.

En ese punto, suponíamos que la muerte de Mary había tenido que ver con algún asunto del índole romántico sexoso, como pasó en Luz de agosto con Joe Christmas y su señora, o algún asunto así, pero después de ver la forma tan espantosa en la que Mary trata a cada uno de los boys y/o cocineros, que inevitablemente se le van, me explico perfectamente el que la hayan matado, aunque quién sabe, a lo mejor si hay algún asunto más de por medio que averiguaré en mis próximas sesiones de club de lectura con mis amigas la caminadora y la escaladora, si es que a eso se le llama escaladora, es una especie de madre que tiene escalones que van moviéndose mientras uno escupe el alma para subirlos. ¡Es como subir un edificio con miles de escaleras interminables! Podría seguir con el libro por las tardes para apresurarme y averiguar qué pasa, pero las tardes han sido reservadas para El Señor de los anillos y las relectura de Choque de Reyes, queremos regresar a una época más feliz en la que Robb todavía estaba vivo y Tyrion la hizo temporalmente de mano del rey. 
Claro, supongo que debería estar preparando la presentación de power point para la exposición que adelantaron como diez días, o prepararme con lecturas mamonas para evitar decir una pendejada en internet a un montón de desconocidos que saben más cosas sobre las cosas que yo, pero necesito saber... ¿dónde estás, precioso?
¡Amigo Frodo, hijo de Drogo, debes llegar sano y salvo a Mordor, dependemos de ti!
Aunque gracias a la película ya sabemos que al final dependemos de Sam, pero a mí no me molestan los spoilers, al contrario, los agradezco.

Que ya vi las películas pero es más emocionante echarte el libro, de haber sabido que los Ents eran tan padres en las páginas (mientras que la película sólo parecen árboles gigantones sin mucha ciencia) me lo habría echado antes, claro, si hubiera tenido la edición fancy de los tres libros juntos con ilustraciones, que a todo esto, el perro de mi hermana, el pequeño Luke Skywalker, se comió un buen trozo de la portada. 
No sé cómo pasó, ese chaparrito es muy rápido para robarse y comerse cosas.


"Estaba aturdida, horrorizada y, sobre todo, profundamente dolida de que sus amigas hablaran así de ella a sus espaldas. Era tan ingenua,. perdía hasta tal punto la noción de sí misma en sus relaciones con los demás, que nunca habría imaginado que la gente hiciera aquella clase de comentarios sobre ella. ¡Y qué comentarios! Permaneció donde estaba, llena de angustia, retorciéndose las manos. Luego se sobrepuso y se dirigió a la habitación para reunirse con sus traidoras amigas, que la saludaron con cordialidad, como si un momento antes no le hubieran clavado un cuchillo en el corazón ni hubiese dado al traste con su equilibro emocional; ¡no se reconocía a sí misma en el retrato que habían trazado de ella."

Doris Lessing, Canta la hierba.

A partir de ahí Mary enloqueció y terminó casándose, partiendo de que sus amigas y la gente opinaban que era ridícula y debía casarse lo antes posible, de haberse quedado como estaba jamás se habría casado con Dick o hubiera terminado torturando lentamente a los sirvientes nativos que desgraciadamente caían en sus garras. Por eso no tengo amigas.



lunes, 17 de febrero de 2014

Antiguos espíritus del mal




Por Thorin

Hablar con las amigas. Nadie es suficientemente honesto para decir lo que piensa.  Yo sé que a mis espaldas me critican alegremente, con eso de que soy rara, incapaz de conseguir un hombre y consumidora de antidepresivos, alcohol y tabaco, es más, sospecho que una de ellas cree que el lesbianismo es la única explicación para mi estado de celibato perpetuo,  sin mencionar que mis subidas y bajadas de peso son motivo para la especulación a cada rato, y no me lo tomo a mal, son libres de pensar y decir lo que quieran. Yo creo que una es una piruja descarriada a la que van varios que se le escapan después de tirársela y que la otra es una caza fortunas que calculó mal a la hora de pescar marido, pero no digo nada. ¿Por qué? ¡Porque son mis amigas!
Con su permiso, iré a sentir asco por mí misma en otro lado.

viernes, 14 de febrero de 2014

Rito era mi corazón

¿Saben cómo celebra el 14 de febrero un ermitaño? Pensando "¿Qué me voy a comprar, qué me voy a comprar?" Y es una buena pregunta. No se me ocurre nada.


Varias horas después:

Ya se me ocurrió. ¿Qué hacer en un día igual a todos en el que la única persona con la que estás en una relación es el abogado guapo de Raising the bar?
Fui a comprar algo, por supuesto. También llevé a Fortunato al veterinario pero eso no tuvo nada de particular. Está sano, gordito y feliz, aunque le tomaron muestras de cabello para verificar que no tenga pulgas, sarna o cualquier otra amenaza macabra producto de vivir afuera. Tiene su casita, pero de todos modos me angustia. No está en mis brazos todo el día, eso significa que no está del todo seguro.
Como les decía, fui a comprar cosas.
Entre las buenas noticias me encontré con que la librería con nombre de hindí pacifista tenía en oferta los libros carísimos de Siruela que contienen maravillosos cuentitos medievales como el de Melusina y Tristan e Iseo. ¡Rebajados de entre 400 o 500 pesos a 150!
Si eso no es un regalo de San Valentín no sé qué pueda serlo.

Por otro lado, compré como tres libros de dibujo. últimamente tengo ganas de dibujar y pintorrajear lienzos hasta que me canse. No sé para qué, a nadie le gustan mis cuadros, hasta la fecha me pregunto si a Miss Crawford de veras le gusta el almendro que le regalé o sólo me da el avión porque fue un regalo. No importa, es terapéutico y consume muchas horas. Hoy en la mañana leía una de las cartas de Van Gogh a su hermano Theo (es lo que hago cuando me siento mal por ser una freeloader y vivir de la generosidad de mi hermana) en la que decía que vivió un fin de semana con sólo 27 cafés negros y un poco de pan que debía porque prefirió enmarcar sus cuadros que comer. Muy razonable.
Mi hermana gastó un dineral en enmarcar ni última idea extraña. Básicamente es un explorador del siglo XIX y su novia, perdidos en la selva. Ella sabe que están perdidos, pero él decide dejar el mapa en el piso, olvidado como está, porque está seguro de saber hacia dónde van. No sé, la idea se me hizo divertida y ahora que lo veo con marco me hace sonreír, aunque no sé si los demás sepan de qué se trata.
Por eso compré los libros. Todo se aprende en los libros, Dios sabe que de mi maestra de pintura jamás aprendí un carajo. Esa mujer tenía severos problemas, no se debería dejar a ningún adolescente a su cuidado, aunque admito que me enseñó a fondear... y eso es todo.

Cuando estaba en la caja, pagando, la señora del al lado me preguntó "¿eres pintora?", a lo que pensé "¿por qué observa qué compran los demás?" y respondí, casi en automático, "no, son para mi sobrino, espero que él lo sea". ¡No tengo ningún sobrino! Pero me gustó la idea de inventar uno. Si tuviera un sobrino lo pondría a dibujar y no sé por qué me encanta mentirle a los desconocidos. Cuando se trata de personas que me concocen, la verdad se me escapa como si fuera vómito, pero con los desconocidos puedo decir cualquier cosa, es divertido. Como decir un nombre absurdo en Starbucks. 
Si, me llamo Matatena. A ver, compruébamelo. 

jueves, 13 de febrero de 2014

Shipping

Hay parejas extrañas en todos los libros, o al menos las parejas de los libros no siempre son tan populares como lo son para alguno que otro desadaptado, como yo. La otra vez pensaba en mi problema con las adaptaciones, igual que ayer hablaba con mi doctora de Disney.  ¿Habrá alguien en el mundo que le eche porras al príncipe de La Sirenita de Andersen cuando decide casarse con la otra pendeja que se achacó el mérito de haberlo salvado? Claro que no, lo único que sale de ese cuento son tres conclusiones básicas:

1.- El príncipe era muy pendejo. (Era príncipe, pudo haberse quedado con las dos)
2.-La vida es ingrata.
3.- ¿Las sirenas no tienen alma? ¡Qué poca madre!

Pero así está en el cuento. ¿Eso significa que deberíamos acogernos al canon y fingir que está bien? No, significa que Disney hizo bien al mentirnos y corregir una situación que nunca debió pasar.

Caso contrario: El conde de Montecristo.
Van varias adaptaciones que veo donde hacen un desmadre de proporciones épicas, pero extrañamente, no fue la que en verdad sólo usó algunos nombres y decidió obviar en un 80% la trama, sino la miniserie de Gerard Depardieu la que más nos molestó. La película de Jim Caviziel del 2002 es tan, pero tan mala, que ni siquiera nos ofende que al final Mercedes y el buen Edmundo sean felices, digo, considerando que desde los primeros cinco minutos del asunto decidieron ponerse a jugar a los creativos, qué más da que cambien un detalle más. Pero la miniserie de Gerard Depardieu había tenido buenos momentos, en especial cuando incluyeron el detalle de la visita a la casa solariega que fue testigo del adulterio de la que después se convertiría en la Sra. Danglars y el nacimiento de Benedetto, una pesadilla de chamaco, nada más de pensar en él me da gusto saber que con la edad se me acaban los óvulos.
Entonces: ¿por qué destruir así a Haydee? Mercedes se casó con otro. ¿Soy la única que piensa que cometió un gigantesco error? No me importa qué tan buena fuera con el difunto padre de don Edmundo, pobrecillo, al final se quebró y se casó y se convirtió en toda una señora condesa.  ¿De dónde viene esta necesidad de cambiar el libro para que al final Haydee no sea más que una cualquiera de harem que desaparece en cuanto se acaba el juicio para que Mercedes y el Conde puedan ser felices al final? Ya no había posibilidades para ellos, no después de que Mercedes le saliera con "déjate matar por el pendejo de mi hijo en lugar de explicarle la verdad de su padre y quién eres tú", que al final lo hace, pero toda ese momento en el que Mercedes al fin confronta al Conde diciéndole que sabe quién es nos deja a todos clarísimo que de su bello amor juvenil queda el recuerdo y eso es todo. En cambio Haydee idolatra al Conde, y no, no es perverso, porque como ella bien le dice, lo quiere como a todo, como a un padre, un marido, un hermano, todo y que si él muriera ella también moriría a diferencia de su padre, que  murió pero ella no  murió con él.  En el libro, como debe ser, Edmundo ve la luz y decide que Dios y la vida lo han perdonado y recompensado y se larga a ser feliz con Haydee, con quien estoy segura de que efectivamente sería muy feliz.
¿Por qué la insistencia de regresarlo con Mercedes?
¡Está mal!

Aunque, no sé si eso cuente como shipping, pero para variar, podemos contar los libros que nos han dado un happy ending, como queremos, lo que ni siquiera con Jane Austen es tan seguro. ¿Fanny Price y su primo Edmund? Se casan y son felices, pero algunos, en el fondo de nuestro corazón hubiéramos preferido que ella se casara con Henry Crawford.  Ni modo. Al menos alguien es feliz con alguien. 
Recuerdo cuando leí El sueño más dulce de la señora Lessing, tanto chamaco, todos relacionados unos con otros, y al final, nadie es feliz. Cuando Sylvia muere repentinamente después de llevar a los dos niños que salvó de África a la casa, fue uno de esos momentos en los que uno piensa: No me jodas, pobre mujer. Primero con la madre loca, luego la soledad, el que jamás tuviera un significant other, se me hizo deprimentísimo. Por fin tenía un par de niños que dependían de ella y se muere. 
¡No lo puedo evitar, soy una vieja cursi!  Sí, sí, creo que el formar un bello hogar y tener un buen esposo y tres niños es un bello escenario, tal vez porque es de esas cosas que siempre quise y ahora sé que están fuera de mi alcance o porque veo a las mujeres que sí lo tienen a pesar de haber hecho todo mal y siguen haciéndolo todo mal destruyendo sus propios hogares desde adentro y preparando a sus hijos para una infancia traumática que los tirará al sillón de un terapeuta a llorarle porque "mi mamá nunca me quiso" y me pregunto ¿cómo funciona la distribución de vidas, Señor? Tienen niños pero sufren más por haber perdido sus acomodadas vidas de solteras que por que los niños que son capaces de abandonar en cualquier casa para irse de fiesta aunque estén ardiendo de fiebre (Paula la nazi, te estoy viendo a ti).  ¿De qué sirve tener dinero, bolsas elegantes de treinta mil pesos o viajes mamones si no se experimenta el que unas manitas se agarren a ti como si todo el mundo estuviera en tus manos? Crap! ¡Son unas malagradecidas!
Y las veo quejarse y enojarse con los maridos que no les dan lujos ni las hacen sentir amadas cada cinco minutos del día y pienso: Caray, sí saben que son afortunadas? No morirán solas.
Morir solo se me hace una idea terrible, por eso deseo de todo corazón que mi hermana se embarace pronto porque se nos va el tiempo y se nos acaban sus ovulos.
Tiene el donador, tiene los recursos, go for it!
No se tiene que casar. Mejor, no me gustaría emparentar con la familia del susodicho. El matrimonio no es el happy ending here. Si Arya y Gendry se reencontraran en algún punto de CdHyF y el señor Martin decidiera hacer algo bonito por sus lectores para variar y darles tres meses de paz y felicidad en una choza tranquila donde no los ataquen los Otros ni los persigan las Capas doradas, estaría contenta, aunque se separaran después porque ya saben, es una asesina mística entrenada con una misión. Tristan e Isolda no es precisamente una historia perfecta con final feliz, pero hey, al menos se aman. 
Lo que nos lleva a ¿qué tan mal está ser un shipper cualquiera? Lo admito, yo lo soy, al menos en lo que CdHyF se refiere.
Aquí va:
*Sansa y Tyrion son mis favoritos. Desafortunadamente, parece que hay más posibilidades de que Sansa  se tire a Meñique o termine casada con el supuesto Aegon (yo todavía no estoy convencida), o hasta con Jon (eww, creepy, son primos que crecieron como hermanos, o a lo mejor hasta son hermanos, aunque en ese libro nadie es ajeno al incesto), pero nunca con Tyrion. Los argumentos que he leído por ahí es que Tyrion es un violador asqueroso refiriéndose al episodio de Tysha, donde el buen Tywin encuentra a su hijo enano de 13 años feliz con su  esposa campesina y lo hace observar cómo la viola toda su tropa y al final lo hace ir a él. Tyrion intenta resistirse pero al final lo hace, por eso, todos lo llaman violador, a lo que yo digo: Tenía 13 años! Él también fue una víctima, me recuerda a un caso que leí en algún blog de crimen donde contaban un caso en Florida donde 10 matones se metieron a un casa y violaron a una madre de mediana edad, pero al final, decidieron obligar a su hijo de 14 o 15 años a hacerlo también. Recuerdo que pensé que era el colmo de la barbarie, pero jamás se me ocurrió que el hijo fuera de la misma calaña de los agresores, pensé que era una víctima y me acordé del caso cuando leí lo que le pasó a Tyrion y Tysha. Me sorprende la forma en que las personas responden a Tyrion, supongo que ha de ser alguna reacción causada por varios factores. Ya saben, es un enano sin nariz que mató a su padre con una ballesta pero... vamos, ¿quién no fantaseó con matar a Tywin desde un principio? 

*Arya y Gendry sería justicia poética. ¿No quería el rey Robert casar a su hijo con la hija de Ned? There! No son un hijo legítimo ni la hija bonita pero son padrísimos, juntos y por separado, sin mencionar que Arya se parece a su tía Lyanna y Gendry es idéntico al rey Robert, Brienne hasta lo confunde con Rnely cuando lo ve. Es un bastardo, sí, y por eso se nos joden todas las buenas intenciones que tengamos para él, pero quiero pensar que los adaptadores de la serie ya saben el rumbo que tomarán los libros, lo que quiere decir que si decidieron fundir el personaje de Gendry en la huida de Edric Tormenta, es porque seguirá vivo o al menos hay planes para él. Algo! Tal vez no sea una sencilla ceremonia frente a un arciano, pero bueno, con que siga vivo nos conformamos y si Arya siguiera viva y decidiera tener una vida normal en lugar de ser una asesina mística después de haberse vengado de todos y cada uno de los que hayan participado en la muerte de su padre y en la boda roja, también sería perfecto. Sólo queremos sangre, venganza y finales felices, no es mucho pedir.

*¿Brienne y Jaime? Claro! Yo me remito a una escena sencilla. Cuando Jaime y Brienne están en el momento del baño. No por el asunto del descubrimiento emotivo y enternecedor del porqué mató a Aerys, sino porque Jaime reconoce que Brienne le causa cierta "emoción" o "reacción", digamos, que no había experimentado fuera de Cersei, lo que es bueno. Digo, está en una relación incestuosa que causó millones de muerte y desgracia, cualquier cambio en ese frente es un plus.Y si es Brienne, a la que le han hecho la vida msierable toda su vida (BULLYING!) sería glorioso. ¿Qué mejor reivindicación frente a los recuerdos de tu septa ojete que agenciarte al hunk más popular del reino? No tiene mano, so what? Mejor, un hombre guapo que no está ligeramente dañado no es suficientemente guapo.

 Pero, de todas, creo que esta es la más improbable y no es como si las anteriores tuvieran una posibilidad, aunque a veces, recuerdo el otro libro del señor Martin, el de Fevre dream y se me ocurre que tal vez si haya una posibilidad de que el señor Martín nos regale un final feliz después de muchas muertes y momentos en los que el vampiro psicopáta que le corta una manita a un bebé esclavo y luego se roba toda la obra de York y el capitán Marsh parece sobrevivir y salir victorioso de cada intento por deshacerse de él. Al final, York hasta termina feliz con Cynthia, que está embarazada, de ahí que tuviera que buscar a Marsh para matar de una vez por todas al otro. Sí, murieron muchas personas, muchos personajes encantadores, ganaron los perversos una y otra vez, recordemos que Sour Billy sobrevivió casi hasta el final, pero en el momento de la verdad todo resulta como debe ser.

Podemos soñar y si hay alfo que tenemos seguro de los libros de CdHyF, es que TODO PUEDE PASAR! No hay nada, ni nadie seguro, sean buenos, malos, nobles, reyes, villanos, psicópatas, piratas, infantes, ancianos, conspiradores, entes sobrenaturales, niños del bosque, otros, hermanos de la guardia o dragones... cualquier cosa podría pasar, es lo único que se sabe. Por lo demás, vaya usted a saber.


lunes, 10 de febrero de 2014

Detalle autobiográfico

Lo que se supone que hago es buscar párrafos sobre el arte de la biografía histórica y nos hace felices en cierta forma, pero hoy, mientras me lavaba el cabello (toma cierto tiempo cuando lo dejas crecer tanto) pensaba con mucha preocupación en qué le pasará a Arya después del cambio de rostro. ¿Es preocupante, no? Claro, supongo que debería estarme preocupando porque mi vida se va al caño... pero Arya y Gendry y Rickon y Ser Davos...

Me preocupan más.

¿Cuál es la posibilidad de que Ser Davos encuentre a Rickon? Estaba verificando en el mapa de Poniente que pedí por internet y que ahora cuelga en mi pared que hay un largo trecho entre Puerto Blanco y la isla de Skagos, si es que realmente Rickon está ahí con Osha, lo que suponemos no sólo por lo que dijo el niño que sobrevivió a Invernalia, sino también porque vemos a peludo pelear con un unicornio y se supone que habitan en Skagos, claro, si Voldemort no los alcanza antes: JA! ¿Vieron eso? ¡Ahora mezclamos CdHyF con Harry Potter!
Y de ahí divagamos felizmente a los extraños paralelismos entre Snape y Meñique, ya saben, el amor infantil, inconcluso y no correspondido, por una pelirroja que termina casada con otro. Claro, Snape resulta ser todo un heroe a la buena usanza y Meñique es el personaje más perverso y desagradable que puedo recordar... bueno, sin contar a los orcos. Que por cierto, hoy avanzaba en El señor de los anillos en lugar de hacer lo que debería hacer, convertirme en una persona seria que pueda dedicar su vida a la "discusión histórica" sin ponerse a llorar porque yo quería ser egiptóloga de chiquita y terminé hablando con extraños sobre contaminación y basura en la época colonial, cuando caí en cuenta que la cosa se pone interesante hasta que aparece Trancos (Aragorn, hijo de Arathorn... suspiro). Pero no importa, nos gustan las canciones y las palabras que nos recuerden a mitos irlandeses que dejamos de leer porque todo lo que nos recuerde a religión antigua nos da un retortijón en el estómago. Parte culpa, siempre culpa. Todo me suena a los Tuatha de Danann. 

¿Y acaso los Targaryen no son una especie de Elfos pirómanos? Me los recuerdan. Ese es el problema con ver la película antes de leer el libro y viceversa.  Ahora veo a Lególas en todos los elfos y en cambio, detesto que le cambien el final al Conde de Montecristo, que alguien pensara que Keanu Reeves podía ser Jonathan Harker y que nadie se moleste en pintarle el pelo de azul a Daario Naharis. Entre otras cosas. ¿Qué otras adaptación odio? Ah, claro: Todas las de Mansfield Park. Es que todas son malas, sin mencionar que en la última pusieron a la actriz de Dr. Who y Diary of a call girl como Fanny Price. ¡Esa no es Fanny Price!
Ya me fui a otro lado, estaba en los elfos. ¿No creen que los Targaryen tienen algún tipo de cualidad místico-mágica, o serán mutaciones genéticas resultado del incesto? ¿Cómo no tuvieron más Cascabeles, como el Frey al que le corta el cuello Catelyn Stark en la Boda Roja?

Y ahora sí, voy a trabajar.

¿A quién engaño?

Entre las maldiciones favoritas. ¿Ya se cansó usted de gritarle "pendejo" a los malos conductores que se le cierran? Puede usted reemplazarlo por algunas noticias salidas del nerdvana: "¡Que los Otros te lleven.. pendejo! y/o !Vete a  Mordor... y después a la chingada!

Mordor. ¿No aman decirlo en voz alta? Es como decir "Voldemort" varias veces frente al espejo sin que se nos aparezca nadie. Los scouts solían organizar juegos masivos donde toda la tropa interpretaba la trama del Señor de los Anillos. Me disfracé, corrí y perdí porque nunca fui buena scout y me agarraron los orcos tan rápido, que en cuestión de diez minutos de empezado el juego ya estaba de regreso en el local. Nunca fui buena scout. Ni siquiera me dieron pañoleta.¡Ni siquiera eso llegué a hacer! Con razón me ponían puros ochos. Es un milagro que haya pasado "Educación física" en el colegio. Qué tortura.
Profesor Garay: ¡Que los otros te lleven, pendejo!

Y hablando de Voldemort. Vi un meme donde comparaban a Daenerys con Hitler, pero considerando el asunto racial no sería más acertado identificar a Voldemort con Hitler, más que Daenerys al menos, que ninguna comparación viene al caso, pero les cuento lo que vi por ahí. Voldemort es el mestizo traumado, Daenerys sólo quiere abolir la esclavitud, el que lo haga torpe y atropelladamente no significa que no fuera un propósito válido y noble. Está bien, se acobardó y pactó con los esclavistas mientras tenía la cabeza puesta en los encantos del pirata de cabello azul y bigotes dorados: grave error. Por eso dejamos de seguirla y apoyamos a Stannis, pero de retirrarle el voto a compararla con Hitler hay una gran diferencia. Voldemort, ese sí es malo, malo, malo, malísimo. De hecho, no creo que haya una cualidad que pudiera redimirlo. Y ahorita me acordé de algún fan fic cómico donde Voldemort y Bellatrix discuten sus problemas amorosos. Estaba chistoso, en especial porque sabemos que Voldemort no trata bien ni a sus compinches, en todo caso, a Nagini, pero a nadie más. Falta ver cómo les va a los Malfoys. A manera de conclusión: Ron y Hermione? Booooh...
Y así podemos seguir. Caray, qué mal que mañana no circulo. ¿Qué decía la mamá de María Felix a la pregunta sobre por qué hay que casarse? Ah, pues que uno no circula sin placas. En lo personal, lo mío es vegetar.


jueves, 6 de febrero de 2014

Peachy

Ohhhhh great! Ciclos de conferencias, yay, webseminarios, yay!

Por favor, dispárenme, dispárenme ahora.

¿Cómo llegué hasta aquí? ¿Cómo escapo?

Quiero correr, quiero corre y escapar y correr un poco más.



Ya sé, hablemos de correr. Compré unos tenis específicamente para eso. No los había estrenado cuando Mina los mordisqueó un poco. Está bien, si voy a huir, quisiera tener un poco de saliva de perro en la suela para darme suerte.


"I ran, I ran until my muscles burned and my veins pumped battery acid.  Then I ran some more."


Y ahora corran, corran todos. Aquí viene. ¿Ya lo sienten? ¡FOBIA SOCIAL!
Un día llegas casi a los treinta años y descubres que sigues siendo exactamente el mismo adolescente idiota que sufría por tener que ir a la escuela cada pinche día de su vida y lloraba siempre la noche anterior, rezando por que nada horrendo pasara al día siguiente y se le permitiera atravesarlo con un poco de silencio y dignidad, lo que nunca pasaba y que ahora sabes, nunca se va a acabar. ¿Crees que en algún punto vivir será plácido, que saldrás a la calle a hacer lo que sabes hacer para sentirte pleno y satisfecho contigo mismo? ¡Pues no! La niña rara que no habla crece y se convierte en la vieja rara que no quiere hablar. ¡NO QUIERO HABLAR! Carajo. ¿No me pueden dejar en paz? 


High school' s never over!


Update: Ni modo, esta es mi vida y en esa vida la gente da seminarios, sea lo que sea eso. En el lado positivo, quiero pensar que si puedo hacerlo desde mi casa, tendré a mis perros como apoyo moral, alcohol y la oportunidad de fingir la muerte de mi conexión en cualquier momento. O correr. Correr. Correr.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Spoilers




En el lado positivo de las cosas (y dicen que no soy positiva), ya viene la cuarta temporada y adivinen qué:

¡Veremos muertes felices!
5 momentos que espero no echen a perder en la serie:

1.- Muerte de Joffrey.
2.- Muerte de Tywin: "Wherever whores go."
3.-Juicio de Tyrion.
4.- Pelea entre la víbora roja y la montaña : Elia Martell, princesa de Dorne -siseó la Víbora Roja-. La violaste. La asesinaste. Mataste a sus hijos."
 5.- Lady Stoneheart.Hay rumores de que traeran a LadyStoneheart como Talisa, no como Catelyn, el personaje que inventaron para que Robb se viera menos idiota rompiendo su palabra a los Frey por una Jeyne de lo más insípida, lo que sería una completa aberración.  UnCat tiene una razón de ser. ¿UnTalisa? ¡No me frieguen! Pero quien sabe, la noche es obscura y están llena de terrores. Me gusta más que la traducción "la noche es oscura y alberga cosas aterradoras".  Cuestión de gustos.

Intenciones muertas

Yo me había prometido a mí misma que dedicaría mi extraña necesidad de soltar ideas a lo baboso a cosas importantísimas, ya saben, basicamente relacionadas con libros de fantasía y ciencia ficción (nota: compre como tres libros de la señora Ursula K. Leguin y los veo emocionada preguntándome si debería abrirlos ahora o esperar por un momento especial, como los vestidos nuevos), pero necesito usar esto de "querido diario" por hoy, dado que mi doctora me dio cita hasta el próximo miércoles.

¿QUÉ PUTAS ESTÁ MAL CON LA GENTE QUE ME QUIERE "ARREGLAR"?

No sé si lo sepan pero he estado algo descompuesta desde que era joven, desde los diez años más o menos, sin más razón aparente que el pésimo matrimonio de mis padres (y 37 años después, siguen y siguen, como el conejito energizer), y por alguna razón, desde entonces todo mundo, y me refiero todo el mundo, ha estado intentando corregirme, porque al parece cómo veo el mundo, la vida y a la gente, es feo, es obscuro y negativo, por lo que tiene que parar. Me han llevado a psicólogos, terapeutas familiares, psiquiatras, meditación... y todas las mamadas que a ustedes se les ocurra, pero ayer... me llevaron a que "me curaran los ángeles".

¿QUÉ PUTAS?

Bien, voy a saltarme la parte en la que dejo a alguien "entrar en mi energía" con un movimiento de la mano, está bien, no me quejo, lo que al final me dejó con un sabor de boca desagradable fue toda la parte en la que resulta que con mi sarcasmo "escupo veneno", como las serpientes a las que les tengo tanto miedo, porque tengo muchos miedos (DUH! Y una parte en mi cabeza recuerda cuando Ned le dice a Bran que sólo se puede ser valiente cuando se tiene miedo, a Ned sí le haría caso) y hay áreas muy obscuras en mi interior y al parecer eso es malo porque todos deberíamos trabajar para "ascender" (¿a dónde?) y tengo que "salir de mi cajita" y de mis estructuras y reglas para "trascender" (de nuevo ¿a dónde?) y convertirme en un ser humano pleno...


¡DISPÁRENME!

Lo deprimente del asunto es que las palabras que salían de la boca de la señora eran las mismas que repite mi hermana. ¿Han estado en esos momento en los que ves por primera vez lo que alguien, en el que te habías estado apoyando,  piensa realmente de ti? Se me hizo totalmente injusto. A mí me dan ganas de agarrarla a cachetadas y decirle "Tu relación con aquel sujeto es una broma de ocasión, abre los ojos", pero no lo hago, al contrario, busco hacerla sentir mejor porque la quiero y por alguna extraña razón, la quiero precisamente porque es completamente diferente a mí y ve el mundo de una forma extraña y confusa que no necesariamente comparto pero que respeto.
 No, yo no creo en las energías, los ángeles o el poder de "los edictos", en lo personal. Llegas al mundo por una pendejada y te vas de él de la misma forma. ¿Hacia dónde?A ningún lado. Te mueres y se acaba, lo único que puedes hacer es atravesar esta pinche y miserable existencia de la forma más placentera posible, haciendo todo lo posible por hacerle la existencia también un poco más placentera a los demás. ¿Por qué le tengo miedo a la gente? Me dan miedo que me ataquen, que me estafen, que me torturen, asesinen y violen, aunque de todas esas la única que en realidad aceptaría tranquilamente es una muerte rápida y limpia porque en el fondo creo que es una bendición. ¡Y me ven como si estuviera loca! Nada de lo que te pase en el mundo importa si trasciendes. No se vale pensar que sólo tienes que tragar una pastillita (qué fácil es notar cuando alguien nunca ha tenido obsesiones o alucinaciones). Nunca, nunca, nunca me he burlado de las creencias de los demás (en sus caras, al menos), a mi hermana hasta le traje una diosa de la abundancia de Viena y le compré un altar hindú en Navidad para que pusiera a todos sus dioses, figuras y ofrendas.  ¿Y qué me hace ella? ¡Me lleva a sanar con ángeles! Lo mismo me ha pasado con Jane, cuando me acusa de idólatara por llevar mi medalla de San Benito pa' todos lados.  Yo no le digo que me aterra que haya llegado a los 28 años sin ser bautizada. Sí, sí le rezó a los santos y prendo una veladora en el ex-voto de Jesús que compré en el vaticano y me persigno y rezo pero ni de chiste me paro por misa, a menos que sea estricamente necesario y no me voy a confirmar como ha estado tramando mi abuela, que igual que todos los demás tiene su propia teoría sobre la depresión y me ha estado chingando en el teléfono para que "me confirme y deje entrar al espíritu santo en mi corazón, porque no es que esté loca, es el demonio que vive en mí". No gente, gracias, ya tengo un psiquiatra calificado que se encarga de mis asuntos, no necesito sus tratamientos estériles. Báñenme en agua de San Ignacio, entren en mi energía, métanme en una habitación con un video de un guru hindú cantando, no me importa.


Les tengo malas noticias: Yo, sigo siendo yo y estoy hasta la madre de que me quieran enseñar el camino a la sabiduría y la luz.

 "¿Un hombre puede ser valiente cuando tiene miedo? —Es el único momento en que puede ser valiente".

lunes, 3 de febrero de 2014

Lupa

Mis hijos son lobos. Eso pensaba la otra vez, cuando peleaban en el jardín de noche y  me entretenía viendo sus sombras. En la pared parecían lobos. 

Guillermina Nymeria de la Tormenta y Fortunato son dos mestizos medianos. Mina es en su mayoría color negro, de pelo corto y algunas partes pardas, y Fortunato tiene pelo de alambre color beige. Les digo "el borrego y la loba", pero Fortunato es fuerte y aunque Mina está flaca, es rápida y ágil. Tiene las piernas larguísimas y cuando corren juntos son la pura locura y destreza. Cuando al perrito de mi hermana le detectaron que tenía sarna (así lo vendieron en +Kota, a medio morir, repleto de sarna) salí corriendo a revisarlos toda paranoica porque compartían las camas, los juguetes, los platos y a veces, mi cama. Pero no, mis perros son toda salud. Fuertes como caballos. Y si suena a que estoy presumiendo, tienen razón. 
Mina, es lo que pasa cuando las personas dejan vagar a sus perras por la calle sin esterilizar y se molestan cuando salen con cachorritos que a diferencia de la madre, peluda y color blanco, se parecen al padre callejero, por lo que seguramente no la podrían vender. A Mina la iban a tirar a la basura. Así la encontró Flor, la señora que trabaja con nosotros. La cachorrita estaba sentada a la mitad de la calle en lo que los dueños de la madre decidían cómo deshacerse de ella porque según ellos "estaba bien fea". "¿Quién la va a querer?" Es lo que le dijeron a Flor, que intentó regalarla en el mercado en el que vende algunos días de la semana. Nadie la quiso. ¿Por qué? Porque Dios es grande y la gente estúpida.  A estas alturas de la vida ya ni siquiera debería sorprenderme lo estúpida que es la gente. Es de esas cosas que pienso y digo diario pero en verdad a veces me sorprende, aunque no debería. Es un given.
¡Era una cachorrita divina! Canija como ella sola y cuando me abrió la nariz de una mordida y me terminaron poniendo dos puntos y una antitetánica, me puse a llorar varias veces preguntándome si el entrenador, al que le pagamos una millonada para que sólo le enseñara a sentarse, tendría razón cuando decía que la gente debe tener perros que vayan de acuerdo a "su temperamento". 

¿Mi temperamento? Nunca pensé en eso.  Rito, el perrito callejerito, llegó a mi vida por suerte y desde el momento en el que lo saqué de la jaulita hasta ahora somos unos mismo. La forma tan fácil y natural en la que vivimos como sombras por más de trece años me hizo pensar que sería lo mismo con cualquier otro animal.

No, no lo fue.

Mina fue difícil hasta el cansancio. Se despertaba a todas horas, mordía todo, orinaba todo, se comía todo y por más que le gritara y/o suplicara no dejaba de morderme a mí. A veces tenía que correr con mi ropa al baño para cambiarme sin que desgarrara mis pantalones o me dejara una herida tan escandalosa que se me hiciera difícil escondérsela a mi mamá. Los dientes de los cachorros son como alfileres. Una vez se me prendió del dedo. Me abrió la carne en una herida tan larga y tan profunda que la tuve que empujar para que me soltara y ni así me quiso dejar ir. Las manos son escandalosas y sangran mucho pero esa noche me puse a llorar en el piso de la cocina sin saber cómo arreglarlo. ¿Y si mi madre tenía razón? ¿y si no era una perrita de casa? ¿había equivocado mi vocación animalera? ¿debería buscarle otro hogar? ¡Pero era mía! Al final pensé que lo único que podía hacer era seguir intentándolo. Esperar, coser y esperar. Es la costumbre de no dejar ir nada ni a nadie. Conforme fue creciendo fue dejando de morder.  Ahora que están tan grande que ocupa la mitad de mi cama individual, se me olvida fácilmente que hubo una época en la que tuve que encerrarla en una transportadora por las noches para asegurarme de que no me atacara en la cara. Ahora despierta, se estira, apoya su cabecita en mis pierna y vuelve a dormir un rato en lo que le rasco las orejitas. Es glorioso. 

 Y cada vez que la cachó en alguna travesura y me pone esos ojotes gigantescos de venado con los que se disculpa, pienso que no me importaría sangrar todo lo necesario para llegar al mismo lugar.

¿Será la combinación de prozac y alprazolam lo que me tiene tan relajada?

Lo mismo con Fortunato. No porque él sea difícil, al contrario. Desde que apareció en mi calle fue toda docilidad. Yo no tenía intenciones de quedármelo. Sabía que me iban a correr. Por eso pensé que sólo le daría croquetas y agua, pero después de que se devoró dos platos de croquetas seguidas y un tazón entero de agua,y se echó a dormir en el piso frente a la cochera, ya no lo pude evitar. Fue una especie de fiebre la que se apoderó de mí. La misma por la que lloré toda la noche cuando efectivamente mi madre me expresó con lujo de ira su desaprobación y la misma que me llevó a manejar con todo y perro hasta Querétaro en la madrugada para ponernos a salvo en la casa de mi tía.
Estuve como una semana y media sin hogar hasta que mi hermana convenció a mis padres de que me dejaran regresar... con perro, claro. Sin perro, nada. ¿De dónde sale esa capacidad para hacer semejantes estupideces? Hasta la fecha, mis padres creen que fue un berrinche. No me sorprende. Se necesitaría conocerme bien para imaginarse que sufrí como condenada con el TOC desatado a todo lo que da pensando en cómo había fastidiado mi cómoda vida de mantenida y en cualquier momento llegaría mi tía a ponerme a trabajar de "paloma" en el banco de algún amigo suyo, al que llegaría caminando después de comer media toronja con queso cottage para ver si así se me quita "lo gordita". Aunque en esa época no estaba gordita, estaba ridículamente flaca, lo que llevó a varios comentarios desagradables de parte de las mismas tías. Como diría Kacey Musgraves "If you can't lose the weight then you're just fat, but if you lost too much then you're on crack." 
Encantador.
Pero mis hijos, mi pequeña manada de lobos lo solucionan todo. Sólo con ellos me siento segura. No tengo que atascarme de pastillas para bajarme la ansiedad, ni beber, ni encerrarme en un closet cuando me empiezan a entrar las obsesiones. Salgo a la terraza y me tiro en el piso con Fortunato. Desde que lo adopté ha subido dos tallas y no es tan ligero como él cree que es. Está pesadísimo. De todos modos me cae encima y nos echamos al sol.
Como perros al sol.
 Es increíble. A veces salimos a pasear y en ningún momento empiezo a perder la respiración por la certeza de que me van atacar, asesinar, torturar, secuestrar, violar (en ese orden). Sólo grito: "Mina, salte de ahí", "Fortunato, ven acá" o "Si hacen sus cosas al menos denme tiempo para limpiarlas". No salgo corriendo para tirarme boca abajo en el piso hasta recuperar la tranquilidad.  No necesito hablar con nadie, de hecho, la mayor parte del tiempo, el intercambio de palabras con personas, hasta para pedir un café o decir "no, gracias, estoy viendo" a la señorita en una tienda, me causa incomodidad y aburrimiento. La interacción humana es fastidiosa. Esa es la palabra. Fastidiosa e innecesaria. 
Tengo mejores conversaciones con mis perros, sí, hasta cuando empiezan a pelearse a dentelladas y jalones de oreja. 
Como la otra vez, cuando veía sus sombras reflejadas en la pared y pensé: "Parecen lobos".
Entonces, el maltés albino también conocido como Luke Skywalker, se sentó a mi lado. A él no lo aceptan en los juegos rudos porque es chiquito. Lo vi y le dije:

"Tú, tú eres un hamster".

Eso no quiere decir que no lo quiero. Claro que sí, le tengo muchísimo cariño al chaparrito. Los perros explotados en las tiendas de animales también se las ven negras y es mi sobrino consentido. Me gusta pensar que lo suyo fue un rescate. Cuando le ponen descuento a un perro y lo sacan al corral es porque ya va pa' fuera. A él lo cuido en el día y en la noche se lo regreso a su mamá. Es como un bebé. Mis hijos son lobos.
Y precisamente ahora debo ir a ver qué le pasa a Mina que está ladrando en la puerta de la cocina. Sospecho que es su manera de echar novio con el pastor alemán que vive en la cochera de los vecinos de enfrente.

Puppy love.