lunes, 10 de febrero de 2014

Detalle autobiográfico

Lo que se supone que hago es buscar párrafos sobre el arte de la biografía histórica y nos hace felices en cierta forma, pero hoy, mientras me lavaba el cabello (toma cierto tiempo cuando lo dejas crecer tanto) pensaba con mucha preocupación en qué le pasará a Arya después del cambio de rostro. ¿Es preocupante, no? Claro, supongo que debería estarme preocupando porque mi vida se va al caño... pero Arya y Gendry y Rickon y Ser Davos...

Me preocupan más.

¿Cuál es la posibilidad de que Ser Davos encuentre a Rickon? Estaba verificando en el mapa de Poniente que pedí por internet y que ahora cuelga en mi pared que hay un largo trecho entre Puerto Blanco y la isla de Skagos, si es que realmente Rickon está ahí con Osha, lo que suponemos no sólo por lo que dijo el niño que sobrevivió a Invernalia, sino también porque vemos a peludo pelear con un unicornio y se supone que habitan en Skagos, claro, si Voldemort no los alcanza antes: JA! ¿Vieron eso? ¡Ahora mezclamos CdHyF con Harry Potter!
Y de ahí divagamos felizmente a los extraños paralelismos entre Snape y Meñique, ya saben, el amor infantil, inconcluso y no correspondido, por una pelirroja que termina casada con otro. Claro, Snape resulta ser todo un heroe a la buena usanza y Meñique es el personaje más perverso y desagradable que puedo recordar... bueno, sin contar a los orcos. Que por cierto, hoy avanzaba en El señor de los anillos en lugar de hacer lo que debería hacer, convertirme en una persona seria que pueda dedicar su vida a la "discusión histórica" sin ponerse a llorar porque yo quería ser egiptóloga de chiquita y terminé hablando con extraños sobre contaminación y basura en la época colonial, cuando caí en cuenta que la cosa se pone interesante hasta que aparece Trancos (Aragorn, hijo de Arathorn... suspiro). Pero no importa, nos gustan las canciones y las palabras que nos recuerden a mitos irlandeses que dejamos de leer porque todo lo que nos recuerde a religión antigua nos da un retortijón en el estómago. Parte culpa, siempre culpa. Todo me suena a los Tuatha de Danann. 

¿Y acaso los Targaryen no son una especie de Elfos pirómanos? Me los recuerdan. Ese es el problema con ver la película antes de leer el libro y viceversa.  Ahora veo a Lególas en todos los elfos y en cambio, detesto que le cambien el final al Conde de Montecristo, que alguien pensara que Keanu Reeves podía ser Jonathan Harker y que nadie se moleste en pintarle el pelo de azul a Daario Naharis. Entre otras cosas. ¿Qué otras adaptación odio? Ah, claro: Todas las de Mansfield Park. Es que todas son malas, sin mencionar que en la última pusieron a la actriz de Dr. Who y Diary of a call girl como Fanny Price. ¡Esa no es Fanny Price!
Ya me fui a otro lado, estaba en los elfos. ¿No creen que los Targaryen tienen algún tipo de cualidad místico-mágica, o serán mutaciones genéticas resultado del incesto? ¿Cómo no tuvieron más Cascabeles, como el Frey al que le corta el cuello Catelyn Stark en la Boda Roja?

Y ahora sí, voy a trabajar.

¿A quién engaño?

Entre las maldiciones favoritas. ¿Ya se cansó usted de gritarle "pendejo" a los malos conductores que se le cierran? Puede usted reemplazarlo por algunas noticias salidas del nerdvana: "¡Que los Otros te lleven.. pendejo! y/o !Vete a  Mordor... y después a la chingada!

Mordor. ¿No aman decirlo en voz alta? Es como decir "Voldemort" varias veces frente al espejo sin que se nos aparezca nadie. Los scouts solían organizar juegos masivos donde toda la tropa interpretaba la trama del Señor de los Anillos. Me disfracé, corrí y perdí porque nunca fui buena scout y me agarraron los orcos tan rápido, que en cuestión de diez minutos de empezado el juego ya estaba de regreso en el local. Nunca fui buena scout. Ni siquiera me dieron pañoleta.¡Ni siquiera eso llegué a hacer! Con razón me ponían puros ochos. Es un milagro que haya pasado "Educación física" en el colegio. Qué tortura.
Profesor Garay: ¡Que los otros te lleven, pendejo!

Y hablando de Voldemort. Vi un meme donde comparaban a Daenerys con Hitler, pero considerando el asunto racial no sería más acertado identificar a Voldemort con Hitler, más que Daenerys al menos, que ninguna comparación viene al caso, pero les cuento lo que vi por ahí. Voldemort es el mestizo traumado, Daenerys sólo quiere abolir la esclavitud, el que lo haga torpe y atropelladamente no significa que no fuera un propósito válido y noble. Está bien, se acobardó y pactó con los esclavistas mientras tenía la cabeza puesta en los encantos del pirata de cabello azul y bigotes dorados: grave error. Por eso dejamos de seguirla y apoyamos a Stannis, pero de retirrarle el voto a compararla con Hitler hay una gran diferencia. Voldemort, ese sí es malo, malo, malo, malísimo. De hecho, no creo que haya una cualidad que pudiera redimirlo. Y ahorita me acordé de algún fan fic cómico donde Voldemort y Bellatrix discuten sus problemas amorosos. Estaba chistoso, en especial porque sabemos que Voldemort no trata bien ni a sus compinches, en todo caso, a Nagini, pero a nadie más. Falta ver cómo les va a los Malfoys. A manera de conclusión: Ron y Hermione? Booooh...
Y así podemos seguir. Caray, qué mal que mañana no circulo. ¿Qué decía la mamá de María Felix a la pregunta sobre por qué hay que casarse? Ah, pues que uno no circula sin placas. En lo personal, lo mío es vegetar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario