sábado, 29 de marzo de 2014

Su guardia ha terminado

Mi pescadito se murió. No Cuco, el grandote malo que parece samurai, fue su feliz compinche, el sidekick que siempre andaba con él. Lo encontré flotando en la fuente y le di cristiana sepultura en el limonero. 
A los sidekicks nunca se nos aprecia, siempre cargamos con toda la culpa y al final somos reemplazables. Pero no reemplazaré a Cuquis. ¡Nunca!
Y ahí estaba sentada en la fuente cuando a la distancia vi la cosa más rara del mundo. 
Como todo este fraccionamiento está en el cerro, desde un principio había dos opciones para construir, levantar una plataforma o hacerlo pegado a la roca hacia abajo. Nosotros escogimos la segunda, pero la mayoría tiene una plataformas espantosas cuyo exterior se ha convertido en hogar de todo tipo de naturaleza resistente, incluyendo algunos árboles que salen por los agujeros que asumo que sirven para dejar salir el agua en épocas de lluvia.

Desde el jardín puedo espiar a todos (y creo que todos me pueden ver a mí) y en eso estaba, cuando escuche un ruido y vi cómo se caía un árbol gigantesco y enterito de la plataforma sobre la que se levanta la casa que tiene una especie de minicabañita que usan todo el tiempo para vaya usted a saber qué tanta fiesta. Recuerdo que Jane me vino a ver en mi cumpleaños y tomábamos cervezas en el jardín cuando la música empezó en esa casa y pensamos "ellos tienen mejor música".
No sé quiénes sean, ni me importa, pero hoy se les cayó un árbol de la pared y seguramente no se darán por enterados.
En verdad, no creo que se enteren nunca.

Por suerte estaba yo de chismosa para despedirlo. Adios arbolito, intentaste sobrevivir en un mundo de satelucos con mal gusto arquitectónico que te obligaron a crecer en el agujero de una pared. No temas, tus semillas se esparcirán por el terreno baldío que alguna vez se dijo que serviría para construir un club y tu línea se prolongará por generaciones.

¡No temas Bárbol, no te olvidaremos!

miércoles, 26 de marzo de 2014

Sobre plantar pensamientos

No, no es algo complicado. Me refiero a tomar esas chillonas florecitas con el corazón negro que llaman pensamientos y ponerlas en la tierra. 
Por alguna razón, en las labores de jardinería que se han emprendido en mi casa desde que estuvo listo el jardín, la fuente y esas cosas técnicas, mis padres llegaron la otra vez con un montón de flores que quiero creer que escogieron bajo presión o en ligero estado de ebriedad. ¡Flores rosa barbie y pensamientos y margaritas amarillos! Una cosa horrenda, pero lo peor fue cuando el buen Valentín, en quien solemos confiar nada más porque lo conocemos desde hace 30 años, decidió que iba a plantarlas en los lugares más incómodos del mundo. ¿Qué es esto, somos hobbits o señoras que llena macetas de plástico con florecitas chillonas y gnomos de jardín?

¡Somos hobbits! O al menos lo seremos en el segundo nivel, para el tercer nivel, donde está enterrado Rito, estoy plantando árboles para darle ese cierto misterio de Bosque de Dioses donde pueda estar segura de que Rito vivirá para siempre en la corteza de cerezo que lo cubre. Si puedo conseguir el San Francisco de Asis de piedra en tamaño natural que quiero para resguardar su lugar de eterno descanso sería perfecto. Una banquita de aire élfico no estaría mal.

Pero les contaba de los pensamientos. En uno de esos momentos en los que paseaba por los tableros de pinterest vi la solución. Esa linea sosa de pensamientos que Valentín había comenzado en la orilla del segundo nivel tenía solución. ¡La convertiría en espiral!
¿Vieron?

¡Una espiral de pensamientos! No se como se esté viendo, pero al menos suena padrísimo. Cada vez que estoy ahí plantando mi "espiral de pensamientos" me doy el lujo de gritarle a mis perros: "hey, fuera de mis pensamientos", o "están pisoteando mis pensamientos", y reirme por el ñoño doble sentido. Y Con eso hay miles de frases telenoveleras más:

"No más pensamientos por hoy"
"Se marchitan mis pensamientos"
"Mis pensamientos florecen"
"Saltaron mis pensamientos"

Y seguir así por siempre. Claro, al menos hasta que a la mañana siguiente, una vez que mi padre recibió la notificación formal de la conquista del jardin por la Reina de los canes de cuarzo y Señora del Cubil Canino, "el cual gobernaremos por derecho de sangre y conquista", se asomó y llegó a mi cuarto a comunicarme sus "pensamientos" al respecto:

"¡Pinche pelos, hiciste un caracol en el jardín!"

Algunos lo ven como un caracol, yo lo veo como una espiral mística mágica de pensamientos.  



domingo, 23 de marzo de 2014

Cigarros

A veces me cuesta trabajo saber cómo o por qué diría "no" a algo, como por ejemplo, los conciertos.
 A últimas fechas he seguido a Jane en uno que otro y ayer, por segunda ocasión, fuimos con su amiga de la pastelería a quien llamaré Mrs. Pie, porque al parecer ella es una joven muy positiva y alternativa que ama y conoce a todas esas bandas exóticas que la gente hipster sabe que existen antes de que ellos mismos se enteren. Lo extraño es que no tengo nada en contra de Mrs. Pie, al contrario, es una muchachita sencilla, dulce y alegre, entusiasta y llena de emoción por la vida... lo que explica el que no me sienta identificada  y me cueste trabajo socializar. ¿Socializar? ¡Oh Dios!
Sí, ya consideramos el hablar con una persona como "socializar", pero me cae muy gordo el asunto de "¿cómo va tu vida?" y que a la hora de la pregunta "¿y qué haces?" termino soltando la verdad: nada. 

Antes me esforzaba. Le echaba ganas para disfrutar la experiencia y ser feliz, pero creo, haciendo memoria, que los únicos eventos que he disfrutado fueron ver a Iggy Pop y escuchar a Cámara Oscura. Desafortunadamente Iggy Pop no me propuso matrimonio, como esperaba, pero al menos lo vi (y estaba cerquita, oh sí) y me entra la tristeza y la melancolía cada vez que voy por el lunario porque recuerdo épocas en que me sentía acompañada, a veces hasta parte de algo, acompañada o tal vez feliz. No me sentía marginada de la raza humana.
El gran problema, aparte de que no me encanta gritar y bailar y corear como si mi vida dependiera de ellos, es que tengo una espalda muy frágil y jodida. A los veinte minutos de estar parada en una sola posición me ataca un dolor horrendo y me tengo que inclinar y/o sentar, recargar en algún lado, etc. Recuerdo que cuando estaba en el servicio social, a veces Marina, la secretaria consentida de todos, me agarraba de los dos brazos y me sacaba el dolor a estirones. Me duele andar erguida, me duele muchísimo, por eso sufro tanto cuando estoy parada mucho tiempo y he llegado a considerar las banquitas en los museos como el mejor invento del hombre.

Y de banquita agarré el último escalón de la parte de atrás del lugar para escuchar a una española que canta en inglés. Uno se siente fuera de lugar cuando la única canción que reconoces es un cover de los noventas. Ya después, casi al final, sacaron la única canción que sí había oído y comprado de esas personas. Y de hecho la compré porque sonaba melancólica y se llama "Cigarros", Dios. 

Supongo que hubo alguna época en que de repente sentía el hambre por andar paseando de noche por la ciudad pero eso se acabó hace mucho. Gracias, prefiero consumir mi alcohol sobre mi escritorio o en algún restaurante familiar, en la computadora a veces, pero no tras una barra rodeada de gente todavía más extravagante que yo que observan sus teléfonos como posesos y usan skinny jeans a pesar de carecer  por completo de grasa corporal. 

Me dolía la espalda y me preguntaba qué habría en Investigation Discovery o si Merlín será el bisabuelo perdido de Gandalf o al revés, luego pensé en una miniserie de Merlín que vi alguna vez, estaba buena, lo extraño es que Lena Headey salía de Ginebra, que fue infiel, y luego salió como la reina Gorgo, que también fue infiel (aunque la otra vez vi una discusión en internet sobre si contaba como violación o infidelidad) y ahora es Cersei Lannister, otra infiel. Creo que vi un meme sobre eso, que yo siempre he pensado que no había razón para odiar al rey Robert a quien también tachan de violador abusivo y ebrio, cuando no puedo pensar en él de esa forma.
Claro, fue un rey terrible, pero su cualidad redentora es la devoción por Lyanna y también por Ned, lo que al final acaba con ellos de alguna forma. Y se me hace triste que si todo sigue como va la Casa Baratheon vaya a desaparecer. Los Tyrell podrían desaparecer y a nadie le dolería, pinches mayordomos, pero incluso si fechamos el orígen de la casa en Orys Baratheon, y aunque fuera un Targaryen bastardo, finalmente se casó con la hija del rey Argilac, el último rey Tormenta, asumo que de la casa Durrendon que, como es la única que mencionan como gobernante de  las tierras de tormentas, debió descender de Durran Pesardedioses, que se casó con Elenei, la hija del dios del mar y la diosa del viento, y construyó Bastión de Tormentas después de que sus molestos suegros destruyeran sus fortalezas una y otra vez. ¿Qué mejor origen? Sin mencionar que Orys tomó el emblema y las palabras de la Casa de Argella, su nueva esposa.
¿Y todo eso se va acabar de madrazo por Cersei? Qué poca madre, hay cosas más importantes que uno, pero bueno, no creo que se me haga ver a Gendry legitimado. En todo caso Edric Tormenta tendría más oportunidades de obtener el visto bueno de Stannis (sí, yo quiero ver a Stannis como rey, pero dudo que tenga más hijos, lo que lo pondría en un predicamento), pero el chamaco me cae mal porque se cree mucho.

¿Caray, por qué no estrené mi colgante de los Baratheon? ¡Nuestra es la furia! Son las mejores palabras, bueno, esas y el "ahora nos despedimos", a menos de hora y media de haber empezado el concierto.

Estaba aburrida, me dolía la espalda y me ponía nerviosa andar manejando de noche.

A las once y media estaba en mi casa y vi tele hasta las cinco de la mañana. Hace poco descubrí que la felicidad está en jugar con mis perros en el jardín, rascarles la pancita, limpiar su popó y gritarles que no se acerquen a la fuente porque van a asustar a los peces. Sí, hace poco también descubrí unos peces en la fuente y fui a comprarles unos compañeritos. Cada vez que verifico que siguen vivos y los veo nadar alegremente por la corriente me ahogo en una sensación rarísima de satisfacción que a veces se parece al momento de la película en el que todo está tranquilo antes de que se introduzca el peligro y todo se vaya al carajo hasta el final.

Al pez más grande, uno negro con grandes ojos le puse Cuco. Es que me acordé de Homero y su célebre momento: "A la grande le puse Cuca". Y me reí con mis perros y pescaditos, lo que a últimas fechas no me sale con nadie más.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Ya casi

Se acabó, se acabó al fin. No tengo ni puta idea de qué dije pero creo que las diapositivas salieron bien, tal vez soné como escuincla de 14 años, pero salió y se acabó.
Ahora podemos concentrarnos en cosas bonitas como esperar la cuarta temporada de Juego de Tronos y decorar.





Hoy dormiré.

sábado, 15 de marzo de 2014

Hear me spoil

Kites

No es que me esté evadiendo por la conferencia de la próxima semana, claro que no, o que últimamente haya estado corriendo sin sentido para matar la ansiedad de las mañanas (Nota interesante, ya aguanto veinte minutos a tenis pelado, soy mi ídolo), ni que esté deprimidísima o muerta de la angustia y mi doctora se haya ido a Korea, ya ni hablamos de cómo voy a morir sola o que viera una foto de la nueva novia del único novio de tres días que he tenido en mi vida sentada en el trono de hierro: MI TRONO DE HIERRO, pero siento la extraña necesidad de quejarme de algo. No tendría que quejarme, sólo me queda la puta duda: ¿en serio? ¿fan de Juego de Tronos?, ¿es por la sangre, la violencia y las desnudeces, cierto?  Tal vez sólo me da envidia porque yo no pude ser persona y me dejé vencer por un ataque de neurosis y fobia social allá por la época en que no sabía que tenía  TOC porque la doctora anterior me diagnosticó bipolar y la siguiente se fue a un congreso cuando necesitaba que me diera algún ansiolítico para controlar la angustia de estar cometiendo pecado por tener novio. Es posible o también puede ser que sufra un episodio de egoísmo geeky, ese donde los televidentes se enfrentan a los lectores quieren atacan sus últimos bastiones bajo el lema: Hear me spoil!

Y levanto mis estandartes y digo: Hear mi spoil!



*Los hermanos de la guardia de la noche acuchillan a Jon Snow.
*La hermana de Theon se llama Asha y no Yara.
*Hacen pasar a Jeyne Poole como Arya para casarla con Ramsay y reclamar Invernalia para los Bolton.
*Daenerys se sube a lomos de Drogón después de que este aparece en las arenas de lucha que ella decidió reabrir para contentar a los esclavistas que trabajan secretamente para la arpia y después se pierde con él en el mar de hierba dothraki donde se encuentra con el khalasar del ahora Khal Jhaqo.
*Por fin llega el cuervo blanco anunciando el invierno.
*Varys mata a Pycelle.
*¿Ya mencioné que por fin llegó el invierno?

Perdón si soy mala, tal vez lo soy, pero a final de cuentas sólo soy una triste solterona que muere de envidia al ver materializado lo que se pudo tener si no se fuera una maniaca con fobia social peor que Lucy, la que sale con Raj en The big bang theory.  Pero ni modo, soy lo que soy...

Pero ya no quiero ser mala (¿mencioné que Kevan Lannister también acaba muerto y a Cersei la arresta el gran septón por adulterio, fornicación y asesinato, la hacen confesar la fornicación con Lancel y luego la rapan y hacen caminar desnuda hasta la fortaleza roja en espera de su juicio? ¿no? Ay, perdón) por eso les voy a contar de qué se trata una película que accidentalmente podrían llegar a ver bajo el encanto que supone ver los ojitos pispiretos y el perfil anguloso de Hrithik Roshan: Kites.
 Es que de pronto me volví loca, leí El señor de los anillos, lloré por la pérdida de Fanny Price y la imposibilidad nerviosa de volver a leer cualquier cosa de Jane Austen, es que ya no puedo saber nada de la Regencia sin tirarme a llorar, rescaté una copa de vino blanco que le robé a mi mamá, curé las heridas del perrito de mi hermana que acaba de perder los testículos en aras de la esterilización como deber moral de la sociedad, fui a correr y luego en estado zombie me puse a ver la tele. ¿Qué había en la tele? Kites, la película de Hrithik Roshan y Bárbara Mori. 

 ¿Qué rayos? En primer lugar la trama es confusa, el ir armando la historia con base en digresiones y flashbacks hace que cueste trabajo agarrarle al asunto, sin contar con que el encanto que seguramente tenía en los idiomas originales, medio hindi, medio inglés y medio español se pierde casi por completo al verla traducida. La cara de "soy linda y pícara y buena gente" de Bárbara Mori que se la crea su abuela. Nadie anda en hot pants y vestidos de lamé dorado en brazos de algún chicano y/o hindú (nunca supe quién era quién) siendo bondadosa y pura.
Claro, después escuchamos la trágica historia donde la pobre Natasha nos cuenta cómo su padre murió y ella y sus hermanitos se quedaron desamparados y por eso se fue a Estados Unidos y conoció al personaje del señor Roshan cuando él se dedicaba a casarse con señoras que querían la ciudadanía a cambio de una lana hasta que se vuelven a encontrar porque el se compromete (ahora de a de veras) con la hermana del novio millonario de Natasha. A todo esto ¿qué mexicana se llama Natasha? Bueno, mi prima, pero su padre es canadiense y sus abuelos rusos, por eso la personamos. Lo chistoso es que en fb se pone "Pérez" en lugar del apellido de su padre porque se le hace más exótico. Me da ternura la niña. La idea de que le saque canas verdes a mi tía se me hace divertidísima. Lo que la pobre desgraciada no sabe es que la supuesta fiesta de quince años que le están organizando es más una oportunidad para que mis tías organicen unos de sus aquelarres de rigor sin despertar las sospechas de las autoridades eclesiásticas. Pobrecilla, lo malo es que sugerí en el teléfono que si de veras querían darle un regalo la mandaran de viaje a Europa y de alguna forma ese comentario se difundió, la niña se emocionó, mis tías se enojaron y al final soy una amargada por pensar primero en los demás. En serio ¿qué niña de quince años quiere una fiesta familiar en un país extraño donde no conoce a nadie? Es una desconocida, tal vez por eso me cae mejor que mi otra prima, Paula la nazi.
Esa persona es un demonio y siento mucha lástima por su pobre hija. Algún día le diré "pequeña, ¿sabes que tu madre se embarazó para pescar a tu papá y obligarlo a casarse con ella y hacer que la mantuviera para el resto de su vida? ¡Buena suerte con eso!

Pero regresando a Kites. Por alguna razón no pude evitar la sensación de estar viendo una película de los hermanos Almada, especialmente en la secuencia final donde escapan del ex novio de ella y la esposa y/o prometida de él que a todo esto eran hermanos. Para variar, Hrithik hace el papel de estafador encantador que al final no puede evitar ser un buen tipo en nombre del amor. Bárbara Mori sufre y se sacrifica al final para salvarlo a él aunque a él le dispara la pobre engañada (yo haría lo mismo si el señor Roshan me dejara por alguna otra golfa) pero de alguna forma se las arregla para llegar al acantilado al que Natasha se lanzó para salvarlo y se avienta él también.
Románticamente vemos sus almas unirse bajo el mar tal como estaban vestidos, nótese que ella todavía llevaba el vestido de novia porque los atacaron cuando se casaban y ahí se fue al diablo el asunto. Gracias a Dios él no traía el traje chafa de mariachi que le pusieron en la boda porque se puede estar muy bueno, pero hay que  ser Jorge Negrete o Pedro Infante pa' usarlo. Te amo señor Roshan pero te ves rarísimo.
También roban un banco accidentalmente y hay tiroteos por todos lados pero ¿números de bailes? casi nada,apenas algunas canciones, ahí el defecto de la película, a mi parecer.
No sólo por el final dramático y deprimente, sino también por la falta de fidelidad a la normas de Bollywood. Queremos música y coreografías, si quisiera ir a ver alguna desgracia ir a ver Pompeya (gracias señora turista en Pompeya que tuvo la cortesía de contarme el final de la película antes de que la viera) Pero lo peor, lo peor en verdad fue Bárbara Mori. Supongo que la herida de la separación del señor Roshan y su esposa Suzanne en la vida real no se ha cerrado.  Algunos dicen que Bárbara Mori tuvo que ver. No lo sé, de cualquier forma:

¡Ay por favor, ahórrense el vómito!

Mejor vayan a ver la cuarta temporada de Arrested development que está en Netflix. No es lo mismo que cuando todos éramos más jóvenes pero todavía son familia. Recuerdo cuando moría de emoción viendo los mismos capítulos una y otra vez hasta que de plano se olvidaron de ellos.
Lucille, Tobias, ¿cómo pude vivir sin ustedes, mis favoritos?






¡Los extrañé tanto! ¿Cómo pude esperar tanto para superar mi codencia y bajar el maldito Netflix?  ¡Pero ya no importa, estamos juntos otra vez!



¡Eso es, diles amiga!

miércoles, 12 de marzo de 2014

La búsqueda

Cinco putas farmacias para conseguir tafil. La Juan Pablo, la del ahorro, la especializada, Sanborns, Benavides y al fin, al fin, Superama tuvo la respuesta.
¿Ahora resulta que la cantidad de neuróticos ansiosos se multiplicó y agotaron el tafil del mundo?
¡Dejen de reproducirse personas, basta, ya somos muchos!

lunes, 10 de marzo de 2014

Queremos más




Happy dance, happy dance!
¿No es maravillo cuando algo aparece tal como lo imaginaste? ¡EL TITAN DE BRAAVOS!
Todos pensamos en él como el coloso de Rhodas, es normal imaginárselo como el coloso de Rhodas, por eso temí por un momento que se pusiera creativos y decidieran destruirlo para hacerse los conceptuales. No lo hicieron. Braavos, here we go!

¡POR FIN, GRACIAS, YA NOS MERECÍAMOS ALGO DE APEGO A LAS DESCRIPCIONES QUE GRRM PUSO EN NUESTRAS CABEZAS!


¡GRACIAS!
(Happy dance)

Carta abierta de felicitación

Pero como Dios es grande y misericordioso, después de tanta desolación despierto y me encuentro por el nuevo trailer de Juego de Tronos y las fotos preliminares de una de las viejas de secundaria que se va a casar: ¡SON HORRENDAS!
¿Neto, pagaste por eso?
Hazme un favor, mata a tu fotógrafo... y al que te peinó, y al que te maquilló y  a quien sea que te dijo que podías usar una playera negra ajustada. No, no te hace ver más delgada, al contrario saca a relucir las formas de tus regordetes brazos. Mi reina, de veras, te digo esto con amor: Con esa panza, ponte una túnica. Una túnica con leggings o algo más favorecedor.

Tu antigua conocida (a la que sólo le hablaste cuando acababas de llegar a la escuela hasta que descubriste que juntarte con las raras del lugar era suicidio social) que te quiere:
Jimena

viernes, 7 de marzo de 2014

Girl and the pond

Me voy a poner honesta. Podría ser el rivotril, la botella de vino tino o la cochina tristeza que no se va. A veces, cuando pega más cabrona esta certeza de ser el único de una especie extraterrestre a bordo del Enterprise, sin la ventaja de la amabilidad y gentileza de la tripulación, uno se pregunta ¿siempre ha sido así? 
Y al revisar los perfiles de la gente, los amigos que sirven para ir al cine, la única amiga a la que hasta habría acompañado a Mordor para destruir el anillo, o ese breve momento en el que pensé que yo también podía disfrutar de esas cosas bonitas que todos tienen.  Amigos, familias, un breve momento antes de irte a acostar en el que piensas que hay alguien, un joven alto y greñudo que en contra de todas las posibilidades está interesado en si vives o mueres. Suena bonito y cuando eres joven cometes el mismo error de Frankenstein cuando ve a quienes quisiera acercarse, sales y te arriesgas, hasta que entiendes que nada bueno puede salir de ahí. Los aldeanos se aterran, no por nada ahogaste a una niña pequeña en el lago. Fue un accidente, debía flotar con las margaritas.


Pero ni modo. En algún punto Frankenstein entiende que no hay lugar para él. Para los ermitaños y los monstruos existen los libros, las cuevas, el exilio en una barquita construida con tablones y retablos, a menos que te resignes y decidas dejar que lleguen por ti. Si la culpa no me persiguiera sería un monstruo feliz, pero soy una aberración melancólica y bajo tratamiento.
¿Qué más puedes hacerte?
Pero el instinto pega cabrón, como cuando manejas y un pendejo se te cierra. "Me hubieras matado pendejo", pero entonces recuerdas tu coche y lo mucho que lo amas y mejor optas por cuidarlo y ponerte a decorar la cueva del ermitaño una y otra vez, como si se tratara de la botellita de mi Bella genio. 

Hay personas que no deberían caminar por los rumbos que se ofrecen en esta vida.

Por eso fumo.

lunes, 3 de marzo de 2014

Sangre, sudor y lágrimas

Tengo que correr. Tengo tenis para correr y una caminadora. No les miento, no aguanto más de tres canciones y luego me pongo a leer cosas divertidas y bonitas, pero en el tiempo en el que corro no hay de otra que ver hacia el frente, no quiero contar los tristes segundos que llevo y en realidad no tiene caso calcular calorías si lo primero que hago al salir es ir al oxxo más cercano por unas papas y unas gomitas (lo digo mientras termino de lamer la cuchara que hasta hace unos segundos contenía una generosa porción de crema de cachuate). Lo malo de ir a correr es que las teles del lugar sólo tienen tres canales; Cnn (sin sonido), Warner (sin sonido)... yyyyy el canal de las estrellas, también sin sonido. Como me aburre leer la misma notita al pie del noticiero una y otra vez decidí que haría algo de provecho y le pondría atención a la televisión de calidad en lugar de evadirme pensando "¿qué hace aquí esta bola de gente chafa, no tienen hobbies?" Me puse a ver Rosalinda.

Desafortunadamente no puedo decirles casi nada sobre la trama, considerando que NO HAY SONIDO, pero eso me ha forzado a poner en práctica mis pobres habilidades deductivas y de lo que he visto he llegado a algunas posibles conclusiones: 

Considerando que vimos a la protagonista usando un traje de dos piezas cubierto de flores y después un vestido de gala con una corona para ir a cenar a cualquier vips (¡una coronita metida en el chongo, no una tiara, no un cintillo, una puta corona!), debo asumir que Thalia interpreta a una reina de la primavera que después es coronada como legítima gobernante del pueblo donde tiene lugar la historia.





En un capítulo anterior, vimos como Thalia se sentaba en una especie de negligé que usaba como vestido de día para ver la tele, lo que me sugiere que el régimen de la reina de la primavera es tiránico y odiado por sus súbditos, quienes amenazan a la reina en las calles lo que le impide caminar en escenarios normales y la obliga a permanecer encerrada en una habitación, un camerino y/o diversos restaurantes. Hay una niña, no sabemos si es su hija o es la hija de Fernando Carrillo (que me recuerda extrañamente al esposo de Miss Crawford, lo que tiene sentido porque los dos son extranjeros), que ha sido tomada como rehén por la  reina de la primavera para garantizar que su padre no se levantará contra el gobierno. Lo que me extraña es que la reina de la primavera y el caudillo de los suéteres de cuello de tortuga se agarraran tanto cariño en uno de los capítulos de la semana pasada. Tal vez la niña es hija de la reina, no del caudillo, que asumo que es el bueno porque el otro personaje masculino que intenta ponerse afectuoso con la reina de la primavera montó en cólera la otra vez cuando ella se desprendió sutilmente de sus fornidos brazos. 
O tal vez, es la reina de las cortesanas, eso explicaría la ropa de piruja y la corona, pero todavía me queda la duda de qué hace Angélica María con ella. ¿Es el hada madrina? Angélica María la acompaña y consuela por razones desconocidas. ¿por qué sufren las dos? ¿y si tuvieran que separarse después de la primavera... para que llegue el invierno?
¡Chan chan!
¿Es acaso una escenificación de rapto de Proserpina? Si intentarán hablar del mito estacional y Thalia efectivamente representara a la ninfa, eso explicaría el que use ropa hecha con flores y si Angélica María cumpliera con el papel de Demeter, entendería el que tenga esa cara de congoja. Pero entonces ¿quién sería Hades? Cualquiera de los dos galanes, digo, los rechaza a los dos. También explicaría el que ella esté encerrada en sets oscuros y macabros resistiéndosele al galán número dos, el del gran cabello que no es Fernando Carrillo. Tal vez la raptó. Por eso sufre Thalia, porque la naturaleza y las cosechas mueren. ¡Entonces la corona encajaría perfectamente!

Rosalinda trata de cómo Thalia fue raptada por el dios del inframundo y Angélica María decretó que nada florecería sobre la tierra hasta que el personaje masculino de gran cabello y mal carácter le devuelva a su hija, la damita de las flores.

Ahora sólo tengo qué averiguar cómo le hizo la reina de la primavera o del infierno para salir en Siempre en domingo y habré descifrado la trama. 

También podría googlear la historia pero ya no tendría chiste.