sábado, 21 de junio de 2014

A lo que venía

En realidad, a lo que pasé al blog fue a contarles que por fin pensé en qué lema me gustaría que tuviera mi casa si fuera una buena vasalla de Dorne o las Tierras de la Tormenta, que son mis preferidos: "So let it be written, so let it be done".
¡Me acordé! Precisamente porque es una de mis citas favoritas de Los diez mandamientos, y ya si "my Lord husband" pudiera ser Yul Brynner, pues mejor.




¿Cómo llegué a mezclar tanta cosa? Ha de ser la falta de sueño. Ahora, de qué dinastía era Ramsés. Si Tutankhamon era la XVIII... le siguen todos los sospechosos de haberlo matado, el sacerdote Ay, el general cuyo nombre no recuerdo y luego vienen los nuevos que nos caen bien. Dios, necesito dejar de comprar en internet y ponerme a leer. El buen Sethi es su señor padre, entonces supongo que un buen nombre para la casa sería:  ¿Seth? Que Seth era mi Dios consentido cuando era joven, por tramposo y culero (ay, no me vaya a oir la FIFA), pero estoy mezclando cosas porque los perros me despertaron a las cinco de la mañana para salir a correr en el lodo y la humedad, y luego me he pasado todo el día leyendo exactamente lo mismo una y otra vez. Estoy hasta la madre y ya quiero ver tele.

Con su permiso, ahora iré a soñar despierta con lo felices que seríamos Yul Brynner y yo en nuestro castillo, con 20 perros, seis hijitos y una barca que me llevara a navegar de vez en cuando.
Es que hace mucho calor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario