viernes, 6 de junio de 2014

M'Lord

Hace un par de días llegó mi padre temprano y me sorprendió." ¿Y'ora tú, por qué tan temprano?" le pregunté. Tenía un derrame en el ojo, y aunque me preocupe, expresé mi preocupación y fui ignorada, como siempre, mientras le ponía un fomento de manzanilla en el ojo para bajarle la inflamación me preguntó, en uno de esos momentos en los que intenta hacerme sentir culpable por dejar pedazos de cascaron de huevo en su desayuno en las extrañas veces que me toca alimentarlo antes de que se vaya: ¿Crees que me vaya a morir?"

A lo que respondí, casi con prisa para escupirlo porque me moría de ganas: "Valar Morghulis"

¿Qué tan emocionante es usar frases de CdHyF en la vida real?

Después de explicarle y hacerle repetir "Valar Morghulis", todos los hombres mueren o todos los hombres deben morir, en valyrio y la respuesta "Valar dohaeris", todos los hombres sirven o todos los hombres deben servir, concluyó que debe ser alguna cosa parecida a la frase que usan sus cuates para reconocerse como  masones.
La verdad no creo que sea lo mismo, pero... who fucking cares?

Andar por la vida en una conversación casual y poder decir "Valar morghulis" con naturalidad tiene que ser una de esas extrañas y maravillosas sensaciones que sólo un momento de triunfo sobre la Godzilla de Antropología puede proporcionar. Porque ayer vi a Mrs. Boss y parece que sí quiere que saque fotos, lo que significa que me enfrentaré a la fiera de nuevo.

Muy bien, lo haré. La próxima semana lo haré, me armaré y por si las dudas me llevaré guantes, tapabocas y un espejito, para que se convierta en piedra con su propio reflejo la muy perra.  Y si muero en mi intento por sacarle fotos a la portada de un boletín de higiene de 1914, ni modo.
Valar Morghulis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario