sábado, 14 de junio de 2014

Para mi cumpleaños

¿Recuerdan que cuando salía The Tudors en algún canal que ya olvidé me quejaba constantemente del vestuario históricamente inexacto de Ana Bolena?

Como historiadora de lo más seria, es mi obligación, recordar una y otra vez que la mayor parte del vestuario de Ana Bolena estaba mágicamente manipulado y que para el aficionado al vestuario de época era profundamente ofensivo el aguantar las libertades que se tomaban tan seguido con la ropa de la desafortunada Bolena...

¡Pero eso no significa que no vaya a comprar la réplica de una de sus tiaras porque voy a cumplir 30 años, estoy soltera, desempleada y si quiero una puta tiara me la voy a comprar porque no tengo amigas, ni novio, ni amor y veo más a mi psiquiatra que a mi padre y a mi hermana!


¡Y me compré mi corona y la voy a usar!



Ya me veo corriendo como una loca por las calles el día en el que despierte y por fin haya cumplido 30 años. ¿Saben qué llevaré? Mi tiara.





P.S. 
Esto no significa que los anacronismos deliberados deban ser pasados por alto. En lo absoluto. A menos que sean bonitos y yo los quiera, entonces el asunto se juzgará de nuevo y se llegará al veredicto que a la manada le parezca más conveniente. Muchas gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario