martes, 8 de julio de 2014

Escorada y golpeada contra un escollo


"La alegría es una convulsión, pero la aflicción es un hábito; y describir lo que no se puede comunicar es tan absurdo como hablarle de colores a un ciego".



Melmoth el errabundo, Ch. R. Maturin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario