martes, 2 de septiembre de 2014

La diadema de dragón

Bien, ya que nos apretamos el corsé y nos vestimos de luto una vez más, es hora de concentrarnos en cosas importantes: por ejemplo, en lo enfermas que están mis tías.

Todo el puto punto de reunir a los nietos y bisnietos era... no sé cuál era, aparte de hacerme sentir gorda. Pero lo que vi ayer es el colmo. Mi tía tuvo la genial idea de pagarle a alguien, que asumo no le tiene respeto al mundo, para photoshopear a mi prima, la que está enferma de ELA, en la foto grupal. Pero no eligió una foto donde se vea como todos queremos recordarla, sana y sonriente, cuando estaba feliz con su matrimonio, su trabajo y la noticia de que por fin estaba embarazada, no, decidió ponerla casi en los huesos, con un tubo en la garganta y una silla de ruedas, ahí metida en un lugar incómodo en lo que ya era una mala foto tomada a las carreras.
 ¿A quién putas se le ocurre? Se ve espantoso. Mi prima se enfermó cuando por fin logró embarazarse después de años de tratamientos de fertilidad, se lo descubrieron cuando perdió movilidad del brazo alrededor del sexto mes de embarazo. El niño es un buen niño, mi hermana lo ama con desesperación, en verdad espero que mi tía, la mayor y más loca de todas que odia a mi madre con todo su corazón, no lo termine destruyendo. Porque eso es lo que hacen: destruyen a la gente.

¿Por qué harías eso? Hay miles de fotos de ella que pudo utilizar, miles donde se ve joven y feliz. ¡No la pones en una foto donde sonríe con esfuerzo después de tres años de estar padeciendo una enfermedad horrenda! Le dieron cuatro meses de vida después de que nació el bebé, eso fue hace tres años. Ojala ese niño logre salvarse, tal vez lo logre, en mi familia las mujeres suelen ensañarse con las mujeres. Mis dos primos han logrado sobrevivir y ser las personas que quieran ser, el mayor es mi consentido. Recuerdo cuando lo conocí, en el aeropuerto, esperando a la tía que se fue a Canada. Ella quería ver a sus amigos, no a sus hermanas. ¿Pa' qué chingados irían de mal humor a cumplir con los requisitos? La familia no tenía nada qué hacer ahí, estábamos aburridos, esperando y el pobre niño como de siete años rompió accidentalmente un cenicero. Mi tío lo puso como chancla y luego se enojó más con él cuando empezó a llorar. Ya saben, los hombres no lloran. ¿Qué les puedo decir? Hasta entonces la niña defectuosa en la familia había sido yo, y como tengo estómago de madre, me lo llevé a pasear, con todo y que a los niños no suelo caerles bien. Al rato se calmó, estaba contento y me contaba que quería tener una banda (el sueño de todo niño) y tocar la guitarra. Le di aprobación y un montón de años después creo que es el único que me quiere en esa familia. Eso me confunde, no he hecho nada especial para ganármelo.  Es raro querer a las personas, es más raro ser querido sin razón aparente, en especial cuando no son tan cercanos. Digo, es mi primo hermano pero técnicamente eso es lejano pa' mí. Hubo alguna vez en que pensé que mis amigas eran mi familia, pero ya ven qué frágil es la amistad. Que no es que le sume puntos a los lazos familiares, vaya, ¿a poco esos existen? Fuera de mis padres y hermana no tengo a nadie más que a mis perros. Ellos son mi familia. Rito era mi corazón. 
Tal vez por eso se me hace tan fácil seguir metida en esta rutina de cementerio. Sin corazón lo único que queda por hacer es arrancar la hierba mala de las tumbas y desempolvar las lápidas. 

Apenas son las doce y media. Que largos son los días.
Debería salir a trabajar al jardín o hacer algo, lo que sea, tal vez existir, pero está "Suegra malvada" y me encanta ver como las parejas felices se estrellan y estallan.
Es un bello espectáculo, como quemar recibos.

¿Y mi diadema de dragón? Quién sabe.

2 comentarios:

  1. En verdad lo siento mucho por el niño, lo que todo ser humano siempre va a necesitar es a su madre, creo.

    antes no la entendía pero ahora la comprendo perfectamente cuando uno pierde a la criatura mas importante en su vida TODO absolutamente todo deja de tener sentido, las cosas no valen la pena, las ambiciones se van y no vuvlve a haber una verdadera alegría.

    ciertamente la familia es extraña y aunque unos digan que los amigos es la familia que se escoge es una vil mentira toda relación termina, los familiares son accesorios y cuando llega el momento de la verdad uno se da cuenta que solo se puede contar con los que duermen bajo el mismo techo... espero que almenos eso quede.

    no me haga caso hoy estoy pesimista y amargado.

    me alegra oir que apoyo a su joven primo, lo que este mundo necesita son alientos.

    ResponderEliminar
  2. Es que tiene usted razón, todas las relaciones, sean del tipo que sea stán condenadas a morir de trancazo (lo que es preferible), a padecer largas enfermedades antes de morir o a convertirse en humedades. Uno las tapa y las tapa pero nadie sabe de dónde viene el agua y al final la pared se vuelve a resquebrajar hasta que uno s cansa de tratar de arreglarla y la deja ahí, pudriéndose, hasta que se caiga la casa. Pero tiene sus momentos, como mi joven primo, que en los quince años en los que yo parecía matrona italiana y tuve que quitarme los tacones para no avergonzar a mi madre con mi manera de caminar,él tuvo la desfachatez de aparecer con camisa a cuadros, look de Charles Manson y luego robarse al primo extranjero de 16 años para meterlo ilegalmente a un antro de esos a los que van los jóvenes, y (según sospecho) facilitarle el consumo de alcohol... estoy tan orgullosa de él!

    ResponderEliminar