martes, 2 de septiembre de 2014

Momento de reflexión

Hace rato estaba "alegremente" trabajando en el jardín, tratando de hacerlo ver más natural y menos... jardín, cuando descubrí un montón de piedras gigantescas que los trabajadores sacaron para hacer la ridícula cisterna que mi hermana consideraba completamente necesaria pero que ahora empiezo a creer que podemos utilizar como refugio antibombas, zombies o cualquier otro tipo de invasión. Fue entonces cuando mi pobre mente trastornada y obsesionada con un montón de libros que seguramente no tendrán final feliz pensó: "¿Y si fue el nacimiento de Rhaego lo que hizo posible que incubaran los huevos de dragón de Daenerys?" Recordemos que en El príncipe pícaro describen como los Targaryen ponían huevos de dragón bajo la cuna de cada recién nacido para que lo incubara, si el huevo no se lograba era mal augurio.

Ya sabemos que cinco libros después todavía no acepto la muerte de Rhaego, y ya sé que no es posible que esté vivo... pero:

(Si le ponen una trenza, un suéter de la UNAM y unas pijamas de Elmo, esa soy yo justo ahora)


Y si en verdad hubiera nacido Rhaego y el nacimiento de los dragones fuera resultado de eso y no de la muerte de Khal Drogo, el bebé y la malvada Mirri. Se supone que sólo se obtiene vida con muerte, por eso contábamos tres muertes por tres vidas, pero... ¿podemos en verdad descartar lo que fue una costumbre Targaryen por siglos? ¡Rhaego podría estar vivo después de todo! Tal vez así Daenerys se curaría de sus pendejadas y se pondría a trabajar. 
 Ah, las profecías de la Casa de los Eternos me persiguen. "Dragones falsos y verdaderos".

Creo que estoy más dispuesta a creer que Rhaego está vivo, o que Lyanna tuvo mellizos y Ned le llevó el que parecía Targaryen a Lady Ashara para que se desapareciera con él, lo que haría a Jon y Griff hermanos, a creer que el joven Griff es en verdad Aegon. 

Oh, cómo me acecha esta incertidumbre.

Lo peor de todo es que estuve acosando una semana a la pobre señora a la que le compré mis diademas de dragón y reina de las nieves y hasta la hice poner una reclamación en el correo francés para que Correos de México me salga con que "hoy entró al país". Sólo me tenía que esperar una puta semana más. He estado esperando desde el 24 de julio y en cuanto me quejo resulta que no era necesario porque ya llegó. ¿Ya mejor me callo hasta que lleguen, vea? Entonces le mando un alegre "ya llegó todo, es maravilloso, gracias, eres puro amor", le anoto cinco estrellitas a su tienda y le escribo una reseña diciendo que es la mejor señora del mundo. Chale... qué pena.




3 comentarios:

  1. No entendi nada... pero la incertidumbre es fea.

    ResponderEliminar
  2. Por eso no le recomiendo que se meta usted al fabuloso mundo de las novelas fantásticas y sangrientas de adolescente también conocidas como "Canción de Hielo y Fuego" o en su versión televisiva "Juego de Tronos". Puede que lo aburran y lo tire como hice yo con las "Cincuenta sombras de Grey", que tooooooodas las mujeres que conozco amaron con desesperación pero a mí sólo me sacó unas buenas carcajadas hasta que me aburrí y dejé el segundo libro a la mitad, o puede que lo transforme en una especie de geek maniaco obsesivo/triste que consume sus días pensando en qué podría pasar en un par de hipotéticos libros que podrían nunca llegar dejándonos sin conclusión alguna para tanto dolor! Es que hay tanto dolor!

    ResponderEliminar
  3. Ah, pero llegó mi diadema, y la amo! (buenas noticias)

    ResponderEliminar