martes, 30 de septiembre de 2014

Piedrotas

Otra de mis ex-compañeritas de primaria se acaba de comprometer.

Sí, otra.

Y encima de todo, alguna idiota le pone en los mensajes: "ay, una amiga se comprometió una semana antes que yo y ahora tú te comprometes una semana después. Jajajaja"

Jajajaja. ¡Ay qué maravillosas somos todas con nuestros trabajos exitosos, anillos de diamantes y esposos que nos mantengan!


La última vez que alguien me dio un anillo (que no fuera mi hermana o yo misma) fue en la ventanilla del Monte de Piedad donde me regresaron el anillo que empeñé para la colecta de un albergue. ¡Qué triste soy!

Por favor Jesucristo, mátame. Ya, de verdad, dispárenme y acaben con mi miseria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario