lunes, 13 de octubre de 2014

El ojo de Sauron

A veces me pregunto: ¿de veras soy tan rara, tan absoluta y completamente inusual por estar a punto de llegar a los 30 años sin novio ni nada remotamente parecido? En los libros hay muchas solteronas. ¿Por qué nadie espera que Clotilde, la de los Buddenbrook se case? Ya se va a meter a un convento, pero como que nadie espera nada de ella, en cambio yo siento una presión espantosa. Es como el ojo de Sauron sobre mí: "Sabe que no tengo el anillo, que soy la última de mi generación de primaria que no está casada, comprometido o viviendo en pecado." Es más, la única lesbiana que había en preparatoria ya se convirtió otra vez y encontró al hombre de su vida. ¡Hasta las lesbianas tienen hombres!


Y mi prima ya está embarazada otra vez y ahora su hermana "está en una relación", lo que fb tuvo la amabilidad de informarme por correo. ¿A mí qué putas me importa?
Tiene que haber algo muy mal en mí, no me desarrollé correctamente. Está bien que a veces fantaseo con Teddy Sears y los bellos hijos que tendríamos, sin mencionar esta necesidad absurda que tengo de justificarme ante extraños como si tuviera que pedir una disculpa por mi fabuloso fracaso como persona al no tener ningún tipo de relación con nadie. Lo peor es que esta completa falta de autocensura, me llama a contarle a todo el que me encuentro el "cumplo 30 en un mes y soy la única que no está casada de mi generación de primaria, pero estoy bien, gracias", como si al sentarme sintiera de inmediato que están esperando noticias que no van a llegar. "Matrimonio", vaya, a duras penas tengo dos o tres amigas y hasta eso me cuesta trabajo, pero la verdad es que mis días son iguales y en mis días, que son exactamente iguales, están las mismas personas de siempre y las mismas cosas y lugares que ver. Es como si sólo existiera yo, en el metro, el camión, las calles repletas de personas, etc. Ya puedo decir que he ido de Londres a Jordania y ni una vez me he encontrado en una situación donde me dirijan la palabra. Bueno, en Viena le hablé a un extraño por accidente pero es que creí que era el mesero y le pedí una cerveza, al ver al mesero de verdad le dije "ah, nada", y siguió su camino. Yo era feliz con mi cerveza y la perspectiva de ir a ver a Klimt. ¿Debí haber hecho algo? 
Y lo peor es que sufro por llegar a los treinta años soltera, pero al mismo tiempo no me gustaría tener que hacerle espacio a un novio/esposo/peoresnada. ¿A qué hora voy a leer, a hacerme manicure, ir a la hemeroteca, revisar compulsivamente los vuelos baratos para ver si hay forma de que llegue a Bucarest con un presupuesto mínimo y una vez ahí encontrar un tour en español que siga la ruta de Drácula, jugar con Fortunato, tomar la siesta con Mina y el chaparrito, ver toda la programación de Investigation Discovery, practicar peinados inspirados en Juego de Tronos, sentarme en los alto de la fuente y fingir que soy un ente acuático que domina el ritmo del agua que cae por las rocas? ¿Cuándo? Las amistades me cuesta mucho trabajo mantenerlas, es como si tuviera que agendarlas para que una u otra no se ofendan conmigo por no ir a visitarlas en lo que me consume una buena parte del día en el que podría estar haciendo algo más. Es difícil.
Recuerdo mi única y breve experiencia en el asunto y pienso "¿tendría que contestar mi teléfono, verdad? ¿tendría que bañarme y ponerme ropa bonita? Dios, tendría que socializar." Y ahí es cuando digo "Chale, así está bien", pero entonces regresa el ojo de Sauron que me descubre escondida entre las rocas casi sin moverme, pero a diferencia de Frodo, yo estoy sola.  Y mientras, la luz del ojo de Sauron me localiza y sé que se acabó. 

Tiene que haber algo muy malo conmigo.

5 comentarios:

  1. Comentario fuera de lugar: Déjese querer.

    ResponderEliminar
  2. ¿No tiene mejor un método para ocultarme del ojo de Sauron? No sé, magia, espionaje, conseguir otra identidad y huir al extranjero? Esa última suena bien. Desde hoy me llamo Minisa Neli.

    ResponderEliminar
  3. Creo que no hay. Tómelo como un reto aunque no vaya en serio. Cumpla objetivos, pase a otro nivel.

    ResponderEliminar
  4. O podría ir al spa y después ir a comprarme algo bonito. Eso de pasar niveles me causa angustia desde que me quedé atorada en Age of Empires. Nunca supe el porqué no pasé ese nivel, acabé con todo mundo, hasta con los cocodrilos. ¡Ay, cómo extraño tener ejércitos!

    ResponderEliminar
  5. Todo funciona si se piensa bien, lo principal es saber si en verdad hay necesidad de cierta cosa. Cumplir por cumplir es fácil en todo caso.

    ResponderEliminar