miércoles, 1 de octubre de 2014

Mi libretita propia

Como soy puro amor, me pasé un par de horas ayudando a mi doctora en su libro sobre bipolaridad (Nota: Esa gente sí que tiene problemas), fui a cambiar el suéter que no le quedó a Fortunato y después fui a comprar alguna madre que evite que mis mascadas y porquerías parecidas apesten a humedad. Esta casa se está hundiendo en la humedad. Fortunato se comió su cama nueva. ¡La acabo de comprar la semana pasada! Todo para llegar, abrir facebook y ver un gigantesco anuncio de quién se comprometió con quien... y para colmo, bajo un poco y sale una gigantesca foto de bodas de alguna otra idiota que por cierto actualmente roba dinero de a madres del Instituto de la Mujer del municipio, a las órdenes de la hija de la ex-presidenta que básicamente metió a la mafia y demás amigos indeseables en su mandato, festejando su segundo aniversario de bodas.

¿En serio?

¡Ay, por favor!
Entiendo la emoción de la novedad, pero ¿van a estar festejando todos los putos años? Sí, ya sabemos cuándo te casaste con esa mutación de Cuasimodo que tienes por marido:



Mejor voy a ver la tele.

No hay comentarios:

Publicar un comentario