sábado, 7 de febrero de 2015

Chisme

¡Otra cosa que olvidé contarles!
Estaba tan consternada por la revelación de la trama original de CdHyF (¿Jon y Arya? ¡NO!) que olvidé contarles algo también perturbador, pero menos importante porque se trata de vida real y no ficción.
Jane tiene un nuevo Sr. Bingley. Sólo que lo ocultó desde hace dos meses. 
No sé qué es peor, el hecho de que lo ocultara o el hecho de que ya no me sienta herida por la falta de confianza. El sábado pasado, cuando fuimos al bazar, los señores Weston se quedaron en el coche mientras yo bajaba a conocer al cachorrito nuevo de Jane. Un Pug encantador y asustadizo que se aferraba a ella muy asustado ante mi efusión. ¿Quién se le resiste a los cachorritos? Será que por eso no le presté atención cuando salió con un joven desconocido detrás de ella. Salieron los dos y el perrito, lo único que supe fue que dijo "Ah, él es algún nombre que no recuerdo", respondí "¡Hola!" y me perdí en los ojazos del cachorrito y sus arruguitas suaves y divinas. Yo seguía besando y abrazando al perro cuando escuché que le dijo "¿quieres aventón?" y el dijo que no y se fue. 
A regañadientes me desprendí del perro y se lo devolví a Jane. Mientras ella lo metía a su casa la Sra. Weston me dijo: "¿Viste eso?"
Supuse que hablaba del perro pero me vi rápidamente interrumpida ante la narración de los detalles que no vi. Al parecer, el sujeto le acarició la espalda a Jane mientras yo jugaba con el perro. 

¡No lo vi!

Eso sólo podía significar que no era un primo, amigo, novio de su hermana como supuse anteriormente. De verdad, a veces me pregunto cómo paso por alto cosas que para los demás son tan obvias. Como resultado interrogamos a Jane, y fue hasta que salí a fumar con ella, ya ven que los señores Weston son médicos muy sanos que seguro reprobarían mi comportamiento, que me contó cómo está el asunto. Es más o menos cinco años más joven que ella y después de dos meses de relación, todavía no se lo dice.¿Por qué le ocultarías tu edad a un hombre? ¡ Lo va a descubrir!
Lo que me confirma que efectivamente he perdido el rastro de Jane. 

Es chistoso cómo se puede crear una distancia tan gigantesca entre las personas sin que se note de inmediato. Es como el agua que se enfría. Cuando sales a la superficie y te pega el aire tibio descubres que  el agua se congeló mientras estabas adentro y te tiemblan las rodillas. 
Seguro tomó un buen rato, pero no te diste cuenta.

Oh, bueno, un Mr. Bingley más o uno menos. 

Lo importante aquí es rezar por el bienestar del perro. 


4 comentarios:

  1. OMG! Es un poco raro darse cuenta que uno no sabe nada de la gente que se supone debe saber, por qué no le dice su edad? Pobre muchacho, uno confía ciegamente en las mujeres y ellas nos mienten porque??

    Cachorrito :D

    ResponderEliminar
  2. No sabría decirle señor, estoy tan confundida como usted, pero le diré que en muchas ocasiones, basada en una cuidadosa observación, las mujeres le mienten a los hombres para no romper la burbuja que los tiene interesados en ellas, así que es por el bien de la relación.
    En lo personal, yo le miento a los que no respeto para divertirme porque soy una sádica, pero no mentiría sobre mi edad, es más divertido inventar historias estrafalarias. Una vez, en secundaria, inventé que estaba casada con dos hijos y pasé muchas tardes en el servicio de mensajería de entonces dándole consejos de vida adulta al amigo de una amiga. ¡Fue muy divertido! ¡Ay, cuando existía el anonimato en línea!

    ResponderEliminar
  3. Entonces todo sea por el bien de las relaciones.

    Jajajajaja wow! Es que hay gente muy tonta, y cuánto tiempo le duro esta historia?

    ResponderEliminar
  4. Eso creo. Fíjese, la Sra. Weston todavía no le dice al Sr. Weston que no le entusiasma la idea de tener hijos y ya llevan un año de casados. ¡Es la clave del éxito en las relaciones.
    Nunca me descubrieron! Era esa época en que internet era algo nuevo y todo mundo quería hablar con todo mundo sin tener la menor idea de dónde sacaron el contacto! Eventualmente sólo dejé de hablar con él argumentando que estaba muy ocupada con mis hijos, lavando y planchando, ya sabe, en especial porque mi marido era un tirano! (me acuerdo y me río)

    ResponderEliminar