martes, 17 de febrero de 2015

La venganza

Por alguna razón, mi hermana siempre ha dicho que soy vengativa. No sé si sea cierto, o se trata de algo relacionado con mi TOC, pero soy incapaz de ir dejar las cosas.
Por eso, he pasado todo el día resolviendo una guía de Historia para secundaria  del hijo de mi psiquiatra. Sí, yo sé, usted pensará que es una locura. ¿Quien hace eso? ¿Por qué? No es como si me estuvieran pagando o si obtuviera algún tipo de beneficio, creo que para el pobre muchacho tampoco es bueno. En todo caso, creo que le he causado más desgracias que bienes, pero esta batalla con su maestra comenzó hace un par de meses, y hasta hace rato, no me había percatado de lo personal que era. Yo no empecé. 

El hijo de mi doctora me cae rebien, no sólo porque me diga "la chica bonita", aunque admito que eso tiene que ver, sino porque lo admiro... es un buen muchacho. No sólo porque sea educado o amable, cuando me encuentra sentada frente a su computadora en las mañanas en que no va a a escuela, sino porque tiene algo que yo nunca tendré: Un visión más optimista del mundo.
Tiene un problema en un ojo, no sé bien si no ve del todo con él o si la visión es limitada, aunque yo me identifico con todos los que tienen un problema visual, recordemos que antes de la operación estaba casi al borde del límite legal para declararme ciega. También ama a los perros y tiene algún tipo de diferencia  intelectual. No sé ustedes, pero yo pasé por secundaria y preparatoria... (y también Letras Hispánicas), sintiéndome incapaz, tal vez no es una discapacidad oficial, firmada, pero creo que todos nos hemos sentidos así en algún momento de nuestras vidas. Simplemente no entendía. Y todos los maestros particulares, los métodos pedagógicos y las atenciones especiales no ayudaron a que me sintiera más lista. Y eso que lo mio no es grave, puedo leer, aunque me confunda con la 'b' y la 'd'. Por eso me cae bien el pequeño, porque puede ver todo lo que cualquier persona chafa pasa de lado, y al final, está tan dispuesto a pensar lo mejor de las personas, que incluye en sus oraciones y sus tareas la buena opinión que tiene de sus maestras.
Sí, hasta a esa bruja le tiene buena voluntad.
Recuerdo que alguna vez Fanny me contaba su experiencia con una jovencita especial. Me impresionó que hablara de la nobleza con tanta sorpresa, pero cuando conocí a los hijos de mi doctora lo entendí.
Se trata de nobleza, pura, sin segundas intenciones y sin adulterar. ¿Quién encuentra algo así en el mundo?
El jovencito es incapaz de mentarle la madre a nadie. No ve maldad, ni rencor, ni frustración en el comportamiento de los otros. No lo comprende porque él no es así.. ¡pero yo si!

Por eso, hace un par de meses, cuando estaba sentada en la sala de mi doctora, aburrida, mientras ella atendía una llamada, me asomé a los papeles repartidos sobre la mesa y una especie de tornillo en lo más profundo de ni estómago se aflojó y soltó algo.

Vi un examen de pura opción múltiple completamente planteado para confundir niños. Si fueran idiotas de secundaria cualquiera me encabronaría, aunque no me ofendería tanto, pero son niños que están sobreviviendo capacidad especiales y el infierno se soltó. Parece que reprobó al 70% del grupo, y como son niños especiales, ninguno se queja.
 No sé de dónde vienen esas ganas extrañas de hacer daño, pero a veces me pasa. Me imaginé a la puta esa masacrando niños inocentes y recordé a mi propia maestra de secundaria.  Deyanira... nunca me exentó. Me lo merecía, digo, podía ser estúpida para todo lo demás, pero mis tareas y exámenes de Historia eran buenos, muy buenos.¡Ridículamente trabajados!  Que mis compañeras de equipo fueran huevonas no era mi culpa, y sin embargo, yo pagaba.  Por lo general me sabía la respuesta de las preguntas pero como no quería hablar en público se la pasaba a alguno de mis compañeritos de banca. 
Recuerdo una vez en secundaria que un pendejo que me cagaba dijo "cobra" cuando la pregunta era "¿qué serpiente mató a Cleopatra?" Se la pusieron mal... claro, la respuesta la había sacado de alguna otra parte cuando se la pasé, no de Shakespeare.  ¡Ja, se nojó! Es que la Miss Deyanira era muy pendeja y creía que Cleopatra habría escogido un áspid cuando su mordedura tarda varias horas en causar la muerte, mientras que la cobra es más rápida y a la vez era símbolo de la realeza egipcia.  En mi mentecilla todo tenía más sentida. Me reí en mi cabeza. Eran idea mías, pero a los 13 años te crees muy salsa y no se te ocurre que podrías estar mal. 

Y sin embargo, nadie me dio un pinche empujoncito de ánimo. 

Tal vez será una especie de rabia sublimada, pero me dieron ganas de probar a esa mujer.  Había algunas inconsistencias en la tarea del muchacho y yo sólo las corregí. Algunos años, algunos personajes, y todo estuvo listo. Si algo aprendí de la escuela es que las calificaciones, los reportes y todas las amenazas con las que te controlan valen de pura madre. Así que una mala calificación no podía ser muy mala para el muchacho. Yo reprobé matemáticas tantas veces que ya ni lo recuerdo.
Agarré mi Historia General del COLMEX y le hice una tarea, una sola tarea... ¿saben qué hizo la pinche vieja? ¡Anularla! Era la cosa más sencilla, diferencias entre liberales y conservadores, y sin embargo la anuló porque "no era lo que pidió".
Ah, pero yo vi lo que pidió y lo que ella no sabe es que no fue un joven amable de 16 años el que la hizo, sino yo! Y por eso le puedo decir que lo que hizo fue una mamada. 
Un par de semanas después, son las seis de la tarde y yo sigo luchando con su guía de estudio. El joven ya la hizo, y está bien, digo, es para secundaria, pero no puedo evitar andar metiéndome en lo que no me importa porque un sonido de fondo nos recuerda: 

Hey, teachers, leave us  kinds alone!


Estimada Sra:
Esto se volvió personal. Usted representa todo lo que está mal en el mundo, lo que destruye la bondad y la pureza dentro de las personas. Quiero matarlo, pero mi coche es rojo y sería muy notorio. Quiero que pague por todos los maestros que me hicieron la vida difícil cuando era joven porque no era sociable, ni popular, ni fluída, aunque tuviera razón, y que me hicieron sentir mal conmigo misma cuando no había razones.  Como diría el señor Maximus Decimus Meridius:

"I will have my vengeance, in this life or the next"

 La reto. Ya se salió con la suya bastantes años. Escúcheme bien porque tengo ganas de cobrar venganza marca Juego de Tronos, y sucede que yo tengo la información y mi doctora el carácter para mentarle la madre. ¿Acabar con la autoestima de adolescentes es un deporte para usted? ¿Cree que nadie notó que el muchacho que por lo general ama ir a la escuela y ver a sus amigos de repente se fingió enfermo cuando había clase de Historia? ¡Es usted una ofensa para el gremio y lo voy a probar!


Queda muy suya


 (La veo en la horca, pinche vieja)



1 comentario:

  1. Comprendo que todos tenemos un ser malvado dentro pero por qué sacarlo con aquellos que no se pueden defender!? Sé que no importa pero tiene usted mi anuencia para desquitarse de esa bruja.

    Jovencita especial??

    ResponderEliminar