lunes, 13 de abril de 2015

Alma en pena, canta Lucía

No trabajo un carajo en un mes y de madrazo me echo tres catálogos en un día. ¡TERRORTERRORTERROR!
Sin mencionar que mi madre cayó en la oficina con la excusa de que sus amigas del sector cultural la invitaron a la inauguración de no sé qué esculturas que hay aquí. Bien, sí la invitaron y me las presentó a todas. ¡Todas! ¿Saben qué significa? Adiós pausa de tabaco, al menos libre de paranoia. Ahora miraré hacia todos lados preguntándome qué nueva amiga desconocida de mi mamá anda a mi alrededor.
Y ahora me aterra que mi jefe, o el señor secretario del jefe, que para todo asunto práctico es mi jefe, llegue y me diga que lo que hice está mal, o que son mamadas o no es lo que necesitaba. ¡Yo sé hacer catálogos, lo juro, en el archivo me eché una serie de 540 expedientes y luego pasé tres años copiándole eternas páginas de información con cada dato perfectamente especificado a Mrs. Boss! Yo de veras creía ser buena pa' las cosas tediosas, pero esta inseguridad me está matando, lenta y dolorosamente. Ay, pero es que Mrs. Boss me corregía con sutileza y amabilidad. ¿Qué será de mí, Señor?

Por eso no he puesto ningún comentario sobre Juego de Tronos. Sólo le pasaré un mensaje a Jon de parte de Gendry: "RUN, BRO."

Bien, ya que sacamos la poca delicadeza con la que Melisandre acosa sexualmente a la gente sin razón alguna, podemos ir a lo bueno:

¿Qué he hecho, Señor?

Es que, así tan rápido, sin tiempo para revisar maniacamente cada uno de mis bonitos catálogos, es una crueldad. ¿Sabe usted la angustia que sufro de pensar en los posibles errores de dedo, puntos fuera de lugar y demás incorrecciones que hayan podido quedar ahí?

Sufro, sufro como condenada, como alma en pena...

[Favor de introducir la canción de Lucía Méndez "Alma en pena".]

Es un alma en pena, que va arrastrando cadenas... o algo así.

Digo, mi generoso Señor Padre le ha conseguido al Señor Jefe lo que quería, no creo que me corran, pero podrían maltratarme. ¡No quiero que me maltraten, soy muy sensible!

Estimado Dios:
Te suplico de la manera más atenta que me protejas y hagas que las personas que evaluarán mi chamba piensen que está padrísima.

Tu hija más humilde y despeinada

Jimena

P.S.
Y si me van a mentar la madre, al menos salva a Gendry de la muerte en CdHyF. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario