jueves, 16 de julio de 2015

Quiero llorar

No tengo nada en contra de la espera de ocho horas en un aeropuerto aguantando entre vuelo y vuelo para llegar a mi casa, mientras tenga computadora, iPod, cerveza y cabinas para fumar sobreviviré, pero ya cuando por fin pusieron el letrero de "Mexico city" en las pantallas, me encuentro con el clon de mi prima, Paula la nazi, y sus posibles amigas justo enfrente de mí. 

Dios santo, sólo el tono de voz detona un montón de angustia en mi inocente corazón.
¡¿Por qué, Señor, por qué?! Me han confundido con rumana (tres veces la semana pasada), árabe (al menos unas dos o tres veces en mi vida) y… creo que nada más, pero soy de esas locas patriotas que anda con su playera oaxaqueña por los rincones del mundo gritando ¡soy mexicana, cabrones! hasta que llego a una sala llena de este tipo de mexicana clase media alta con aspiraciones a socialitè y me pregunto: ¿a qué se debía el orgullo nacional, otra vez?
Hace rato vi a todo un equipo de fútbol, al parecer muy famoso por la emoción que levantaron y el equipo de tele, irse a alguna parte. Ni siquiera ellos eran tan insoportables. nada más las escucho a hablar y me pregunto: ¿estos son mis compatriotas? Son como las hijas perdidas de Agélica Rivera.
"Osea, quiero llorar wey". ¿Por qué? No sé, algo relacionado con que le tuvo que sacar los zapatos a su maleta o no sé qué chingados. Ay, reina, todos tuvimos que sacar algo de la maleta para que nos dejaran subirla al avión y ahora nuestras mochilas pesan una enormidad: ¡Supéralo! 

No querida, yo quiero llorar, no sólo hay una, hay tres de ustedes y esto apenas comienza, todavía es muy temprano.

Justo a un lado, en la siguiente puerta sale un vuelo rumbo al Cairo. 
"Disculpen, amigos musulmanes, estoy dispuesta a dejar de beber (ja!) pero por favor, no me dejen en un avión durante doce horas con estas mujeres, se los suplico. Su libro sagrado les dicta caridad, compadézcanse de mí".

Con su permiso, debo ir a escribir FanFics para mi club de admiradores (de dos personas) o me volveré loca y secuestraré el avión.

Si no me comunico pronto es porque me detuvieron en la aduana por llevar una espada en mi maleta documentada.
¡Es una reproducción histórica, gente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario