jueves, 10 de septiembre de 2015

Falda de flores

Bien, otro días más en la Guardia Elton.
¿Qué usó la Sra Elton para la oficina? Bien, empecemos por la idea de los trajes sastre, con pantalón, claro, al menos hoy puedo agradecerle que dejara las minifaldas de ramera en casa; no son bonitos. Admito que puede haber una excepción rara en casos muy contados y eso si están bien ajustados, es decir, no muy flojos ni muy apretados y son de algún material interesante. Los trajes sastre con pantalón de tela barata en color gris son lo peor que le ha pasado a este respetable lugar desde que se inauguró. Pero, si el traje no fuera suficiente, decidió complementarlo con una de esas playeritas de lycra color negro, manga corta y cuello alto... lo sé, no tiene sentido.

Ahora, debo darle dos consejos a las personas que como yo, son bajitas, regordetas y de curvas pronunciadas.
1.- Nunca usen cuello alto, se une a las protuberancias de la carne femenina y lo hace parecer a uno muñeco michelín. Don't!
2.-Nunca usen cap sleeves. El problema con ellas es que parecen gorritas sobre la cabeza de un duendecillo rechoncho.

Ahora, que si pensamos en esas dos cosas juntas en una sola prenda, la cosa se pone peor. No lo hagan, decidan si tienen frío o si tienen calor. No puedan hacer las dos cosas al mismo tiempo, es igual de horrendo que usar botas de peluche con Daisy Dukes. 

¡No!

Para concluir, quisiera aclarar que la Sra. Elton es un ser humano horrendo. Altanera, egocéntrica y con aires de nobleza. Cree que ella "sí" es "gente bien" y no duda en decirle "corriente" y "gata" a la Sra. Smith, sin mencionar la cantidad de majaderías y desplantes que acostumbra hacerle a todos los demás, en especial a Ser Café.En esas circunstancias y considerando que mi presencia aquí no es relevante en lo absoluto, he decidido que será mi deber celestial hacer justicia al desprotegido, las doncellas, las viudas y los huérfanos, como buena hada que soy, y dejar asentado por escrito la magnitud de sus crímenes de la moda. Es más, esto no se trata de moda, se trata del más básico decoro. En lo personal, creo que puedo definir mi propio estilo como algo boho-mesientogordayusoXL-nomepeiné-homeless-chic, lo que significa que no sé absolutamente nada sobre lo que diseñadores y fashionistas consideran moda, pero sí que tengo sentido de la decencia y  si tuviera autoridad no dude usted, mi querido y apapachable lector, que iría de cubículo en cubículo midiendo faldas con una regla. 

¡20 centímetros arriba de la rodilla, fuera de aquí, Jezabel! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario