martes, 1 de septiembre de 2015

Un Daryl pa'l camino

Mi querido lector:

Lamento este largo silencio, en mi defensa diré que simplemente no tengo absolutamente nada nuevo que contar. ¡Nada!
Y como supuse que no tiene caso relatar cómo los días se suceden unos a otros, exactamente iguales y sin grandes penas o alegrías, me abstuve de arrastrarlos conmigo en esta espantosa caída en picada hacia el infierno del oficinista donde olvidé qué hacía, para qué o con qué propósito. ¿Historia? No lo recuerdo.
Pero, esta mañana, mientras recorría exactamente el mismo camino de siempre, entre mi coche y mi humilde cubículo, pensé en lo que conveniente que sería encontrarse con el stash de un cuponmaniaco durante un apocalipsis zombie. ¿Han visto "Cuponmania"? Bien, se los resumo: Una señora tacaña/señor desorientado/niña con desorden alimenticio, descubre un día que mediante el fascinante mundo de los cupones puede pagar dos o tres dolares (incluso cero) por mercancía que en otras circunstancias costarías cientos o miles. Esta locura suele ocasionarles severos problemas con sus esposo, familiares y amigos, porque llega un punto en el que tienen depósitos repletos de toneladas de pizzas congeladas y suficientes toallas femeninas para vivir 30 años. En algunas ocasiones, las señoras hacen lo más bondadoso y donan parte de sus productos a la caridad, aunque sólo he visto un caso de esos, pero si pensamos en la probabilidad de un apocalipsis zombie, perdón, "ataqué de caminantes", es más apropiado; ¿No sería fabuloso toparse con los depósitos de los cuponmaniacos?
Ya que estaba pensando en toda la gente severamente dañada que TLC y Discovery H&H nos han presentado, pude extraer dos o tres clases de humanos cuya aparentemente inútil existencia podría cobrar cierta importancia en caso de que la civilización como la conocemos termine y debamos huir continuamente de caminantes, mordedores, come pieles, etc. Veamos:

1.- Cuponmaniacos
Tal vez en este momento parece ridículo comprar 45 botes de salsa, 70 cajas de nuggets congelados o 96 botellas de shampoo sólo porque había suficientes cupones y descuentos como para comprarlo todo por 50 centavos, pero en caso de estar huyendo, no sólo el depósito por si mismo podría funcionar como un refugio temporal, también sería una mina de oro. Ya saben, cuando las tiendas hayan sido saqueadas y los hogares desvalijados, esa pequeña y oscura propiedad misteriosa en el patio trasero de alguien aparentemente normal, podría ser una mina de oro.

2.- Los Duggar
Yo sé, me imagino lo que están pensando: "¿Te volviste loca Jismena?" Y si me atreviera a sugerir que esas personas en verdad son útiles lo estaría, pero en el caso de un apocalipsis zombie, creo que lo más importante es mantenernos positivos y reciclar. Todo es reciclable, incluyendo los Duggar. Son personas horrendas que deberían ser erradicadas de la tierra pero también podrían ser escudos humanos y carnadas. Imagínese usted, son 19... así es, ¡19! trozos de carne que seguramente se tumbarían a rezar frente a una horda de caminantes. En caso de que los muertos vivientes se agolpen frente a las puertas de su refugio, sólo debe subirse a la camioneta en funcionamiento más cercana, e irlos soltando uno por uno, con las piernas rotas, obviamente, hasta alejar a los caminantes de su asilo, ya sea de forma temporal, si es que usted planea huir, o como recurso a largo plazo si planea aprovechar la distracción de los caminantes para reforzar sus barricadas, empalizadas, etc. 

3.- Intervention
Todos los programas sobre adicciones nos muestran adictos, ex adictos y familias que sufren por los familiares que no pueden salvar pero también nos han enseñado que efectivamente existe un universo paralelo en el que cantidad de individuos terminan en la indigencia o la prostitución para conseguir las dosis de cualquier sustancia que les sea necesaria para vivir. Yo sé, es terrible, pero piensen por un momento: ¿Se imaginan encontrar el almacén de un drogadicto o mejor aún, de un dealer? Supongo que cosas como cocaína, etc., no servirían de nada en un apocalipsis zombie, pero la marihuana podría ser útil en un mundo en el que los servicios médicos ya no están disponibles. ¿No sería más humano drogar a un pobre anciano que sufre de cáncer antes de que sea inevitablemente destazado vivo por muertos que caminan? También serviría como anestésico en caso de amputación. Ya si el dealer también se especializa en medicamentos controlados, como medicinas para el dolor, antibióticos, ansiolíticos, etc, sería infinitamente mejor. Si nos ponemos ambiciosos, hasta podría contar con buen material médico, como agujas, claro, esperemos que las traiga estériles, que no es muy probable pero puede pasar. 

Justo ahora no puedo pensar en qué otro caso de humano disfuncional podría ser útil en un momento de necesidad, pero seguramente se podría encontrar algún otro. ¿Servirían de algo los hoarders? No lo sé, tal vez tendrían suficiente chatarra para levantar defensas. Sería cuestión de pensar.

Por el momento, los dejo volver a sus vidas productivas. Yo seguiré trabajando en algo que nadie me pidió y a nadie le importa. ¿Para qué? Para nada, desquitar el sueldo, supongo y esperar que se acabe el día y empezar todo otra vez mañana temprano. ¿Para qué? Lo repito, para nada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario