lunes, 26 de octubre de 2015

So it's gonna be forever or it's gonna go down in flames

Bienvenido mi estimado, amable y guapo lector:

Como usted sabe, en este blog nos gusta quejarnos de todo. Es pues un agujero de quejas, pero también de crítica constructiva.
Algunas de las cosas que nos gusta reseñar son películas, libros, programas de televisión y en una emisión muy especial: antidepresivos.

Después de habernos vuelto resistentes al Implicane (sertralina) hoy comenzamos una nueva relación, que sin duda estará llena de novedades. Algunas personas recuerdan con nostalgia a sus ex-novios, yo recuerdo a mis ex-antidepresivos: Prozac, que fue una especie de romance de manita sudada, Lexapro, Cymbalta, Solian, Zyprexa y hasta Litio, aunque esa relación no duró.
 Hoy abrimos nuestra cajita de muestra médica no negociable y nos preguntamos qué nos deparará el destino.

Ven a mis brazos, Brintellix (10 mg.), también conocido como Vortioxetina.

Como cantaría Taylor Swift:

Nice to meet you, where you you've been?
I could show yo incredible things
Magic, madness, heaven, sin
Saw you there and I thought: Oh my god
Look at that face, you look like my next mistake

Lo que son las cosas, y yo que creí que nunca le dedicaría una canción de Taylor Swift a nadie.
La vida está llena de sorpresas.

2 comentarios:

  1. Me apena esa bienvenida (cara sonrojada).

    Antes que otra cosa quiero disculparme por alejarme tanto de este medio, no sabe el gusto que me da estar otra vez por aqui.

    Ay doña, han pasado tantas cosas una buenas otras no tanto, la voragine de eventos no me ha permitido conectarme decentemente, tengo tantas ganas de escribirle todo y de leer su blog (me hare un tiempo para sentarme a leer y comentar como Dios manda).

    ya es tarde y mañana un día pesado (ultimamente todos son asi) solo quería saludar.

    ResponderEliminar
  2. Don Fulgencio! No sabe qué gusto me da saber de usted. No se apene, es normal. Ya ve, no todos fuimos bendecidos con una perfecta recaptación de serotonina, es como ser diabético, ni modo que no me tome mi insulina. ¿Cómo ha estado usted? Cuéntemelo todo, yo no he podido escribir mucho más que nada porque la vida esta muy desalentadora, ya ni Juego de Tronos promete nada y ahora que Glenn, el de The Walking Dead, parece haber muerto, ya no veo alegría en la televisión.
    Pues aquí la vida de oficina va... no sé cómo, pero va. Ya le contaré todas mis desventuras. Algunas hasta son divertidas.
    No deje de contarnos. ¿Cómo está Lizzy?
    Saludos desde el limbo.

    ResponderEliminar