domingo, 20 de diciembre de 2015

Crítica constructiva

Hace algunos meses quería ver La Bella y la Bestia, con mi antiguo romance, Vincent Cassel, en el cine, pero cuando llegué (y eso que todavía no estaba cautiva de la burocracia) ya la habían quitado, en su lugar las salas estaban repletas de múltiples horarios para las Sombras de Grey... perdón, "50 sombras de Grey". Por un momento consideré ver la película, tenía dinero y la mañana libre pero mejor me fui a comprar algo bonito. En algún punto dudé. ¿Podría haber sido entretenida? El tiempo pasó y lo olvidé completamente... hasta que anoche me la encontré en la tele.  Vaya, por fin sabría por qué se quejaron tanto los fans del libro, que a todo esto yo me quejé a mares del libro, pero supongo que cuando ataca el insomnio esas cosas pierden importancia. 
Como no quiero ser una perra vamos a mencionar las partes positivas primero: La iluminación está bien y supongo que la fotografía es buena, el soundtrack nos gustó, tenemos algunas canciones en el iPod.

Bien, ya que fuimos amables vamos a ponernos odiositos:

TODO LO QUE ESTÁ MAL CON 50 SOMBRAS DE GREY, LA PELÍCULA

1.-  La adaptación. Suponiendo que nos importara un cuerno el libro, tratándose de la adaptación de un libro popular esperaría que tuvieran un poco de coherencia en la selección de escenas a incluirse. Por ejemplo, iban bien hasta que Christian la lleva al hotel. ¿La escena del bote? La regaña y eso es todo. Se deshicieron de casi todos los personajes que no fueran Christian, Ana, el chofer y el helicóptero. Por alguna razón que no comprendo, decidieron pasar por encimita las reglas sobre la alimentación, el ejercicio y la elección de la ropa como parte del contrato, el abuso emocional y el control psicológico (que tampoco son tan graves en el libro) para que nadie se fuera a asustar y  poder vender una película cursi que podría ser cualquier drama romántico de Life Time como si se tratara de un vistazo al "perturbador pero misterioso mundo de la comunidad SBD... algo así", (lo vi en Discovery Health y me gustaría buscarlo para ustedes pero me da miedo lo que pueda enseñarme google).
 ¿Cuanto tiempo de pantalla tuvieron los demás, tres minutos en total? ¿Mencionaron la relación del hermano con la compañera de cuarto o el drama de José? ¡No! Quisieron sacar el poco diálogo que había entre la pareja principal para hacernos creer que había trama cuando todos sabemos que es un rip off de Crepúsculo que a su vez es un rip off de Orgullo y Prejuicio, lo que no nos molestaba, al contrario, nos tenía como imbéciles en el cine con una playera de team Edward hasta que una señora decidió agregarle mamonería, desprecio por el sarcasmo y una insoportable cantidad de referencias a órganos reproductivos y diosas interiores que bailan cha cha cha.
Otra cosa que me sorprende es que para tratarse de una película que se supone que vende escenas de sexo indiscriminadas, se saltaron varias oportunidades. En mi opinión prefirieron meter dos o tres escenas larguísimas, aburridísimas y clínicas durante las cuales nos dio tiempo de recorrer la programación entera con el control remoto para ver qué más había en la tele mientras Christian terminaba de jugar con una pluma naca de pavorreal y decía algo inteligible o hacía algo más que tardarse media hora quitándole los pantalones a su señora. Realmente son muy pocas y muy largas, ridículamente largas y eso que ya eran largas y aburridas en el libro, imagínense. Lo que nos lleva al siguiente punto:

2.-Los desnudos frontales excesivos de Anastasia Steele. ¿En serio? Es demasiado tiempo de pantalla dedicado a una flaquita en cueros, en especial porque él (Mr. Grey) nunca se encuera, que no es que queramos que lo haga (Dios, esa obra de "La Celestina" que vi en 3° de prepa y el desnudo frontal masculino que era completamente innecesario me perseguirá para siempre), pero si van a abusar de la desnudez lo menos que pueden hacer es disminuir un poco el tiempo de pantalla de ella o balancear cuánta piel enseña él y cuánta ella. La rutina de encuerar a la protagonista fue tediosa y molesta. Y para que no me acusen de mocha, quiero aclarar que no estoy en contra de la desnudez televisiva. Pensemos en Skins, la serie de adolescentes ingleses que sólo vimos en Netflix porque salía Joe Dempsie. Ahí podemos ver un equilibrio de género en cuanto desnudez se trata, también podemos ver que un desnudo masculino puede manejarse con sutileza y uno femenino con brevedad y gracia. 

3.- Ya que estamos en las escenas de sadomasoquismo, se supone que Mr. Grey es una especie de amo, dominante o sea lo que sea ese tipo de sujetos que carecen de amor propio en sus vidas y se dedican a golpear mujeres y comprar revistas que seguramente estarían en la colección personal de Ted Bundy para compensar sus carencias viriles, pero el Christian que salió en la película (que básicamente es el mismo pendejo del libro) es un tipo de lo más fresa. Uy, la azota y ella hace un drama de proporciones bíblicas. ¡Ni le hizo nada! He visto más violencia con connotaciones sexuales en un capítulo cualquiera de Juego de Tronos o  Mataría por ti, en Investigation Discovery.  La encuera, le pone una de esas máscaras para dormir que venden en cualquier tienda de belleza o hasta en Zara Home  (yo sí las uso, para dormir, claro, con la tele prendida son ideales) y le da unas nalgadas, después le pega en la mano y al final cuando se supone que nos den alguna conclusión de crueldad intolerable, la azota seis veces con un cinturón. ¡He visto más sevicia en el camión!

4.- Cuando vi en los créditos que salía Jennifer Ehle me asombré muchísimo. ¿La mismísima Elizabeth Bennet saldría en esa película? ¿De qué? Pensé que podría ser la mamá de Christian pero fue aun peor... la hicieron pasar por la madre de la pendeja que piensa que puede tener una relación seria con un hombre que en la primera cita la lleva a su "cuarto rojo del dolor". ¿En serio, Ana?  Supongo que fue una forma rara y perversa de incluir a Jane Austen y su sagrado legado a través de la Lizzy más famosa y lograda de la historia de las adaptaciones televisivas. ¿Cómo pudieron? En general el cliché de la estudiante ñoña de literatura que lee a Jane Austen, (aunque insistan tanto en Hardy y su Tess, aunque comienzo a dudar de que E. L James lo haya leído correctamente debido a su propia apología de la seducción y corrupción de los inocentes, contrario a la moraleja de Tess, si es que puede llamársele "moraleja", pero ese es otro asunto) no me sorprende, y como Janeite en recuperación con un breve (y desafortunado) pasado en los estudios de literatura que por fortuna no duró más de dos años no debería tener el cinismo de burlarme, pero me cae gordo que el protagonista asuma de golpe que  esta vieja estudió literatura por Jane Austen. ¡Clichés Christian, clichés!

5.- Qué desperdicio el de Marcia Gay Harden. En serio. ¿Por qué no tomaron algunos de los minutos que le dedicaron a los casi inexistentes senos de la protagonista y le dieron diálogo a esa mujer? ¡Es una buena actriz! Les aseguro que habría hecho mucho más que sólo morderse el labio y fingir incomodidad ante los avances sexuales de un mamón cualquiera.

6.- El vestuario. La ropa de Anastasia es completamente incongruente con su falta de personalidad. Entiendo que el Sr. Grey le mandara ropa mamona o plana, pero la única vez que parece que se vistió ella misma, para ser tan torpe y nerdosa, es cuando va a entrevistarlo y cuando se embriaga. Después pierde todo sentido. ¿Qué hay con el vestido de la graduación? "Uh, sí, de repente voy a usar transparencias y escote". Debieron haber marcado la diferencia entre lo que escoge ella y lo que le compra él.  Alguien no leyó el libro: Gente de vestuario, los estoy viendo a ustedes.

7.- El romance no es tal. La película es un híbrido de lo más raro entre una teen movie y una película experimental que alguna actriz en ciernes se arrepentirá algún día de haber hecho. Vuelan y ríen y se toman de las manos, se mandan globos... antes de entrar al cuarto del dolor. Este hombre dice "yo no tengo novias" y luego la lleva de la mano y la pasea en avión al compás de una canción de Ellie Goulding. Oh, pues, decídanse. ¿Qué estamos viendo? 

Para concluir, porque podría quejarme de la inclusión de Rita Ora por dos segundos para vaya usted a saber qué pero me da hueva, puedo ahorrárles un par de horas de su tiempo con el resumen más acertado de la película que he encontrado en internet:




Antes de irme, quisiera agregar que por fortuna, pusieron Anabelle después de las "5 sombras del mamón insoportable que ni siquiera sabe usar su dinero Grey", y fue una sorpresa bastante agradable. Claro, la primera media hora es la mejor y me pareció encantadora y acertada la ambientación en los sesentas y las referencias a los crímenes de Manson, ya después se va perdiendo un poco el esfuerzo por aterrarnos, pero al fin supimos cómo y por qué diablos alguien tendría una muñeca tan espantosa y quién diablos era la famosa Anabelle Higgings. La disfruté. 
Gracias HBO, casi compensas la completa decepción en que se ha convertido Juego de Tronos, ahora hazme un favor y programa más películas de terror y tal vez te perdone. ¿Si? 
Gracias, queda muy tuya.
Jimena

No hay comentarios:

Publicar un comentario