lunes, 28 de marzo de 2016

Colecciones especializadas

¿Se han sentido tan tristes que pareciera que una piedra gigantesca los está aplastando todo el día?
Es feo, pero la peor parte es saber que  nunca será diferente, es de esas cosas que un día llegan para quedarse y uno siempre piensa "todo va a mejorar" pero nunca pasa, al contrario, sólo empeora. En especial cuando ronda el fin de año, uno peca de inocente y se dice a sí mismo que por fin se acabó un año malo, que seguramente fue una mala racha y el siguiente será mejor, pero es peor que el anterior. 
"Algún día", pronto, en cuanto hagan efecto los antidepresivos, cuando se acabe el día, cuando haya pasado una semana productiva, cuando haga ejercicio o coma bien, pero al final todo esfuerzo es inútil y la tristeza sigue ahí. La peor parte de la depresión es la constante sensación de desesperanza y tal vez la fatiga... estoy tan cansada siempre, la mayor parte de las veces me baño sentada y lavarme el cabello parecer todo un reto. Ya no recuerdo la última vez que me levanté emocionada por el siguiente día o me fui a dormir con la ilusión de "mañana". Tal vez eso es lo que se pierde en algún momento, la esperanza que significa pensar en el mentado "mañana". Si tengo suerte me sentiré un poco mejor, por alguna razón, siempre despierto con un malestar estomacal espantoso, no sé si será gastritis, también me duele mucho la espalda, en especial la espalda baja. Compré vitaminas, he ido al gimnasio, me pongo metas de quince minutos, hasta cociné toda la semana de vacaciones para comer cosas saludables y llenarme de hierro y esas cosas que me faltan y podrían explicar la fatiga, me obligué a comer, por más que no tuviera hambre, pero nada mejoró. 
Las cosas nunca mejoran.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario