martes, 8 de marzo de 2016

Ni modo

Mi querido lector:

Mañana me voy a un congreso que durará tres días, ahora, eso podría sonar como algo bueno si no fuera por un pequeño problema:
¡Ya me dio puto hablar en público!
Siempre me da puto hablar en público pero ahora sí que estoy aterrorizada. Tengo miedo y quiero llorar, por el lado positivo, una vez que pase todo esto los sinsabores de la oficina se verán menos difíciles, y podré esperar el estreno de Juego de Tronos (sí, ya decidí que lo veré, soy una cobarde).

Mientras, iré a ahogar mi angustia con películas de Jane Austen y té. 
Ya ni modo, que sea lo que Dios quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario