viernes, 15 de abril de 2016

Siendo honestos

Mi querido lector:
Hoy, he decidido confesarme. Hay secretos muy oscuros en mi vida que sospecho que debería admitir (frente a Dios y ustedes hermanos) para limpiar mi conciencia. Bien, aquí va el peor de todos:

I'M A SHIPPER!

Sí, lo sé, es terrible, es vergonzoso. Ay, me siento sucia pero debían saberlo. No puedo controlarme, hay una parte perversa de mi ser que desea con gran intensidad que Draco y Hermione se hubieran encontrado, enamorado y casado. ¡Maldita sea, no es mucho pedir! Y ya si J.K. Rowling decidió que era imposible loe menos que podría pedir es que Tom Felton y Emma Watson cumplan mis fantasías de shipper. ¿Es mucho pedir que dos personas abandonen a sus parejas y sus vidas personales para hacer felices a un montón de extraños cuya existencia desconocen sólo porque salieron en una serie de películas basadas en una popular serie de libros que tanto adultos como niños disfrutaron enormemente? No creo que sea una petición exagerada. Lo mismo pasa con Arya y Gendry, o Jaime y Brienne, Rollo y Gisla. 

Soy despreciable.

Lo único que me anima saber es que no soy la única. Hay muchos enfermos como yo en el mundo, vaya, los ships tienen nombre, es una especie de Brangelina pero en el campo de la ficción y la soledad de los Fanfics. Hay muchos Dramione, Gendrya, Rollisla por ahí y no los culpo. 

Lo peor es que mi corazón se alegra cada vez que un nerd patético y solitario en alguna parte del mundo sube un capítulo nuevo de algún Fanfic que haya estado leyendo en mis horas muertas de oficina.
Yo sé, soy más triste de lo que suponía, pero al menos controlo mi perversa compulsión. Los que hacen dibujos en animé, esos sí tienen problemas. No puede haber sensación más agradable en el mundo que comprobar que hay gente más loca que uno.

2 comentarios:

  1. Que decir, más que te entiendo. Pero el Rolisla es algo atractivo, nunca he shippeado nadie en Vikings (no suelo shippear mucho) tal vez alguna que otra vez, Lagertha y Rollo. (¡Si!) Pero... Rolisla tiene toda mi atención.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Lo sé! Yo tampoco le había encontrado gran encanto a las parejas de Vikingos, aunque Floki y Helga sean adorables, pero entonces salió el asunto de la profecía, se vieron en plena batalla y empezó una tragicomedia padrísima! Al menos ellos sí tuvieron un final de temporada feliz, con eso me conformo. Gracias por pasar, saludos!

    ResponderEliminar