martes, 5 de abril de 2016

Teoría de la evolución

Estaba sentada tranquilamente en mi oficina pensando que es una verdadera tragedia que Fanny Price haya rechazado a Henry Crawford en Mansfield Park  y buscando fanfics que lo corrijan cuando llegó de visita mi buen amigo, el  talentoso abogangster que ha prometido sacarme de la cárcel si algún día mato a alguien, para presentarme a su novia no.4.

Sí, cuatro. Lo peor de todo es que se me da platicar con todas y cada una de ellas. Visto desde fuera, como este cascarón de persona que no siente empatía por nadie, me resulta interesante ver lo diferentes que son. Hay una joven de cara redonda y pelirroja, bajita y de formas redondeadas pero buen sentido del estilo, otra también pelirroja pero de pelo chino y largo que podría parecerse un poco a la mencionada anteriormente si no fuera porque tiene rasgos más angulosos y se inclina por un estilo más boho, incluyendo flecos, y después está la que es alta y fornida pero mantiene su peinado, maquillaje y uñas impecables, expresión algo rígida, lo que combina con el estilo que contempla usar sacos para salir a pasear y una pizca de seriedad. Hoy conocí a otra, una jovencita delgada (es bailarina), de cabello oscuro y largo, minifalda de mezclilla y leggings. ¿Vieron? La variedad es interesante. No sé cómo funcionen las mentes de los hombres pero hubo un tiempo en el que asumí que se atenían a un mismo estilo de mujer. Parece que hay de todo en esta viña del Señor.  

En verdad me asombra. ¿Cómo le hará para mantener tantas? Porque además me parece que falta una, a la que ve cada quince días. Oh bueno, esto sólo prueba mi teoría de la evolución. 

También comprueba la asombrosa facilidad que he desarrollado para socializar. Sí, yo, la que no podía ver a las personas a los ojos durante casi toda la carrera.  No sé si sentirme orgullosa y verlo como un triunfo sobre mi fobia social o sentir mucho asco por la persona en la que puedo convertirme de trancazo. 

Creo que gana el asco.

Ahora, con su permiso, debo ir a leer y fingir que estoy haciendo algo de provecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario