martes, 12 de abril de 2016

Tupper

La forma en que me las arreglo para desperdiciar once horas y media sentada en un escritorio me asombra. De verdad, me merezco una ovación de pie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario