viernes, 14 de julio de 2017

Pintar por números

Buenas tardes, mi querido lector, espero que tenga un día divino. Estoy aburrida mortalmente y todavía faltan dos horas para que empiecen los Simpson. Bien, les voy a contar algo gracioso, lo único interesante que ha pasado y eso porque me dio mucha risa ayer. Desde que renuncie y quedé libre de la esclavitud me dejé convencer para ir a unas clases de pintura con mi psiquiatra, o en realidad, en casa de mi psiquiatra. Está divertido, hasta eso las señoras son simpáticas, aunque la maestra haya destruido mi arrogancia cuando me hizo borrar todo mi dibujo de Van Gogh (que lo admito, lo hice a mano alzada el mismo día) y repetirlo con cuadrícula. Y yo que me sentía muy mamona. No sé, eso de dibujar y pintar con medidas y reglas me angustia. Repetirlo se me hizo eterno y ahora me siento como si estuviera pintando por números, como una especie de criatura incivilizada.

El punto es que ni la maestra ni las otras señoras saben que soy paciente y no dudan en hacer bromas sobre "los locos" de "la doctora" todo el tiempo. "Ay doctora, las cosas que ha de ver" o "a esa amiguita la deberíamos mandar con usted doctora", etc. Yo no digo nada, nomás me río y a veces, cuando mi psiquiatra cuenta la anécdota jocosa de algún paciente me pregunto si contará las mías con otras personas. La verdad es que sí tengo episodios muy singulares. 

La verdad no me ofende, es más, se me hace divertido pasar por "normal", como una amiga historiadora que ayudaba a su hijo con la tarea, que si lo hacía, entonces, no es una mentira del todo. Total, nadie tiene que saber dónde y cómo nos conocimos.

"Oh sí, nos conocimos en su consultorio del Hospital cuando estaba en medio de un brote psicótico que me tuvieron que bajar con zyprexa."

FUN!!!

Ahhh, ahora el problema es que intento pintar, con óleo, como siempre y no con acrílico, y no puedo dejar de pensar en todas las reglas locas del tipo "la distancia de los ojos a la frente y la de la boca a la nariz", etc.

¡Así no se puede, chavos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario